Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

HPE lleva la supercomputación al espacio con Spaceborne Computer

  • Al día

futuro_tierra_espacio

Spaceborne Computer se basa en HPE Apollo 40, una plataforma construida específicamente para dotar a los futuros exploradores de la Estación Espacial Internacional de capacidades de computación de alto rendimiento para mejorar la investigación, gracias al análisis de datos a bordo.

HPE y la NASA han puesto a disposición de los astronautas de la Estación Espacial Internacional (ISS) un sistema de computación de alto rendimiento (HPC) conocido como Spaceborne Computer, que se basa en el superordenador HPE Apollo 40, y que abre, por primera vez en la historia, capacidades de computación para su uso a bordo inimaginables hasta el momento. Desde que fue lanzado en agosto de 2017, ha logrado de manera constante un teraFLOP (un billón de operaciones en coma flotante por segundo), demostrando que puede soportar las duras condiciones del espacio como la gravedad cero, los cortes de energía no programados y los niveles impredecibles de radiación.

Hasta ahora, debido a la limitada capacidad de computación disponible, muchos de los cálculos necesarios para completar los proyectos de investigación iniciados en el espacio siguen procesándose en la Tierra. Spaceborne Computer permite a los exploradores e investigadores espaciales disponer de sistemas de alto rendimiento en la propia ISS, se elimina la latencia experimentada al transmitir información desde y hacia los centros de datos en la Tierra, permitiendo el análisis a bordo, y no dependiendo de los equipos de investigación terrestres.

Los experimentos en la ISS capturan un gran volumen de datos, incluyendo imágenes y vídeos en alta resolución, cuando en la mayor parte de los casos solamente se necesita analizar partes concretas de ellos. Con esta nueva aproximación, se permite la disección y procesamiento de los datos a bordo de la ISS, ayudando a preservar ancho de banda para comunicaciones de emergencia y otras necesidades. Spaceborne Computer también pondrá a prueba los límites de las comunicaciones en el espacio para cerrar las brechas de latencias a medida que los viajes espaciales a Marte y más allá, se conviertan en una realidad.

HPE y la NASA se proponen mejorar la independencia de los exploradores espaciales mejorando su conocimiento mediante Inteligencia Artificial y aplicaciones de machine learning que les permitan lograr nuevos descubrimientos. De hecho, no solo se producirán nuevos descubrimientos en el espacio, sino también permitirán comprender mejor la Tierra y sus entornos circundantes.