Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El consumo de dispositivos en el hogar inteligente se triplicará en 2021

  • Al día

Hogar inteligente

La vigilancia y los dispositivos del control del hogar se convertirán en una necesidad, con un 52% de consumidores preocupados por la seguridad en el hogar. Hay una tendencia clara a que los electrodomésticos interactúen entre ellos, conectándose a la vida del usuario a través de los datos que estos les proporcionan.

Más sobre Tendencias TI

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española en datos

¿Cómo gestionar los riesgos y la seguridad en 2019? 

Índice de interconexión global

Smart cities, conectando puntos para crear un futuro más inteligente

SophosLabs 2019 Threat Report

Construyendo las plataformas digitales del futuro

ICEMD, El Instituto de la Economía Digital de ESIC Business & Marketing School, ha realizado en colaboración con Coolhunting Group un estudio analizando las últimas innovaciones tecnológicas para el hogar, que indica que el consumo de dispositivos del hogar inteligente se triplicará para el año de 2021. En la actualidad, el 60% del consumo mundial del hogar inteligente se concentra en América del Norte y se prevé que siga así hasta el 2021. En Europa, el Reino Unido está siendo el mayor mercado de productos para el hogar inteligente.

Las innovaciones destinadas al hogar digital se pueden aplicar a varios aspectos del hogar conectado y al entorno que rodea el consumidor. ICEMD ha identificado las 5 tendencias en el hogar conectado orientadas a facilitar la vida de los usuarios:

Seguridad y privacidad. Se convertirá en una preocupación fundamental de la industria. Según estudios, el 52% de los consumidores está preocupado por la seguridad en el hogar. La vigilancia y los dispositivos del control del hogar se convertirán en una necesidad, y las últimas soluciones de ciberseguridad podrán reconocer actividades y sonidos inusuales, alertar al usuario y actuar para evitar infracciones de seguridad.

Hogar inteligente. Hay una tendencia clara a que los electrodomésticos interactúen entre ellos conectándose a la vida del usuario a través de los datos que estos les proporcionan, creando bases de datos que aportarán un análisis de uso de consumo de energía y en consecuencia mejorar la eficiencia energética o anticipar posibles fallos de funcionamiento.  Los dispositivos domésticos inteligentes pueden apagar las luces, cerrar la puerta, conectar la alarma, desbloquear o activarse por reconocimiento facial o por voz. La voz será el avance revolucionario que realmente permita que estas tecnologías se vuelvan algo normal.

Atención al cliente. Será la calidad del servicio lo que aporte valor al consumidor dándole las herramientas y soluciones adecuadas en el momento que lo necesite. También es importante conectar los servicios para garantizar que todos, desde el personal del centro de contacto hasta los técnicos, puedan colaborar de forma remota para solucionar problemas. Un cliente inteligente e informado puede resolver muchos problemas por sí mismo.

Calidad de vida y bienestar. Cada día las empresas se interesan más por el bienestar dentro del hogar y la salud digital, con soluciones innovadoras para diagnosticar, controlar y tratar enfermedades, avances en la prestación de servicios de salud y estilos de vida más inteligentes. Desde despertadores inteligentes, hasta un robot de sueño, rastreadores de ejercicios, básculas, camas inteligentes y dispositivos de aromaterapia.

Agregación de funcionalidades. La idea es que conectar cada dispositivo de casa a una red haga la vida más sencilla. La tecnología será mucho más, dando lugar a un control remoto centralizado y a una evolución de los dispositivos hacia un ajuste automático de las preferencias del usuario. El mercado de tecnología inteligente tiene muchas posibilidades, pero el usuario tiene que elegir entre una empresa u otra sin poder compatibilizar varios productos entre sí. Lo ideal sería que el mercado se uniera para que varias tecnologías fueran compatibles entre sí dando lugar a una liberación inteligente y no a un bloqueo de plataformas.