El sector de TI y el canal se verán fuertemente afectados por la guerra en Ucrania

  • Al día

Bandera de Ucrania

El colapso de la moneda rusa aumentará los precios dentro de Rusia para los productos tecnológicos, al tiempo que limitará el poder adquisitivo de los clientes, mientras que las sanciones a las exportaciones de una amplia gama de productos tecnológicos, afectarán a los proveedores que suministran a Rusia y a los socios de canal que los venden.

Recomendados: 

Lee IT Reseller 76 (Marzo 2022) para PC y Mac Leer

Cómo las empresas B2B pueden diversificar sus canales de ventas digitales Leer

La invasión rusa de Ucrania ha desatado una ola de sufrimiento humano sobre la población ucraniana y parece que desencadenará un nivel de división entre Oriente y Occidente no visto desde la Guerra Fría. Las ondas de choque económicas ya se están sintiendo a nivel mundial.

El precio del petróleo ha subido a más de 110 dólares por barril, mientras que los mercados financieros han caído. Las sanciones económicas, comerciales y financieras punitivas y otras medidas por parte de los gobiernos occidentales aislarán efectivamente a Rusia de gran parte de la economía mundial, pero tendrán repercusiones más amplias para el comercio. Las cadenas de suministro, ya debilitadas por la pandemia y la escasez, se verán aún más socavadas por las medidas para segregar a Rusia, especialmente dada la importancia global del país en muchas industrias. La voluntad de la UE de reducir la dependencia del gas natural ruso elevará los precios de la energía en todo el continente.

El sector tecnológico, y el canal, se verán fuertemente afectados por la crisis, tanto dentro como fuera de Rusia y Ucrania. El colapso de la moneda rusa y los aumentos en las tasas de interés por parte del Banco Central de Rusia aumentarán inmediatamente los precios dentro de Rusia para los productos tecnológicos al tiempo que limitarán el poder adquisitivo de los clientes. Las sanciones estadounidenses y europeas a las exportaciones a Rusia de una amplia gama de productos tecnológicos, incluidos semiconductores y ciertos productos de software, computación y telecomunicaciones, afectarán a los proveedores que suministran a Rusia y a los socios de canal que los venden. Mientras tanto, es probable que los proveedores de propiedad rusa o afiliados con presencia internacional, como Kaspersky, se vean perjudicados por la asociación. La interrupción causada por el conflicto se sentirá en toda Europa del Este, lo que afectará a los distribuidores y otros actores del canal que operan en toda la región, incluidos ALSO, AB Group, Asbis, Elko y otros.

No todos los efectos serán negativos, ya que la industria de la tecnología puede ver un aumento en el gasto en áreas como la defensa y la ciberseguridad. Los altos precios del petróleo y el gas (y el reconocimiento de la necesidad de romper la dependencia de Europa de la energía rusa) darán un impulso renovado a la industria de las energías renovables. Pero se avecina un período de severa disrupción y volatilidad. Canalys atisba las siguientes consecuencias:

--Los proveedores de tecnología occidentales reducirán significativamente las ventas en Rusia a corto plazo: Accenture, Apple, Cisco, Dell, HP, HPE, Oracle y SAP se encuentran entre los actores tecnológicos en una creciente lista de empresas internacionales que cortan lazos con Rusia. Los envíos e ingresos rusos caerán sustancialmente este trimestre, y potencialmente más allá, ante los precios más altos y el aumento de las tasas de interés, las restricciones a los productos tecnológicos importados, la interrupción de la cadena de suministro y las restricciones en el sector bancario ruso. Las inversiones en tecnología del sector público de Rusia, que sigue siendo el mayor impulsor del gasto en TI, y las empresas estatales, se reducirán significativamente en los próximos trimestres. Las pymes y el gasto de los consumidores también se verán muy afectados.

--Rusia virará hacia el este para mantener el acceso a la tecnología: Se puede esperar que Rusia recurra más a China, particularmente a medida que el gobierno ruso se apresura a reemplazar las marcas occidentales y mantener el acceso a tecnologías clave. Es probable que los ganadores sean proveedores chinos como Huawei, que han sido víctimas de embargos comerciales occidentales. Sin embargo, la situación es compleja para otros, como Lenovo, OPPO y Xiaomi, que ya tienen importantes operaciones occidentales, o ambiciones de crecer en Europa o Estados Unidos. Según los informes, Lenovo, que genera la mayoría de los ingresos fuera de China, ya ha dejado de enviar a Rusia, pero aún no ha hecho una declaración oficial. Xiaomi y OPPO aún no han detenido los envíos rusos, pero no hacerlo podría afectar su capacidad de crecer internacionalmente en el futuro. Incluso si China busca apoyar a la industria tecnológica de Rusia, puede encontrar que las restricciones a la importación limitan su capacidad para comerciar de manera efectiva. Mientras tanto, la prohibición de las exportaciones de semiconductores a Rusia reforzará la determinación de China de fortalecer su propia autonomía de fabricación de semiconductores.

--Los ciberataques de ambas partes aumentarán masivamente: Rusia pareció preceder a la invasión con un conjunto masivo y coordinado de ataques cibernéticos contra la infraestructura, los sistemas financieros y gubernamentales de Ucrania. Los ataques del gobierno ruso también se han intensificado contra otros objetivos occidentales, en represalia a las sanciones y en un intento de desestabilizar las instituciones y empresas gubernamentales. Rusia y sus aliados pueden tratar de atacar la infraestructura crítica, como las redes eléctricas, los suministros de agua y las redes de transporte, para sembrar la interrupción y el caos, y como una alternativa a la arriesgada acción militar. Al mismo tiempo, los ataques contra Rusia también han aumentado, tanto por parte de los estados nacionales en Occidente como de activistas independientes. La industria de la ciberseguridad está llamada a ser uno de los beneficiarios de la crisis, con tecnologías como la detección gestionada y la respuesta a incidentes en alta demanda.

--Los canales de consumo y B2B de Rusia se enfrentan a un impacto devastador: Los canales de integradores y revendedores de sistemas de Rusia, están listos para un colapso en las ventas en los próximos trimestres. Los precios de la tecnología, que ya están aumentando bruscamente ante la escasez de suministro, mientras que las altas tasas de interés limitarán el endeudamiento y el crédito. Estos limitarán severamente la liquidez en el canal en el sector de consumo. La devaluación de la moneda ha eliminado los ahorros de muchos consumidores rusos, mientras que los precios minoristas ya se han disparado. Un gran número de personas ahora enfrentan la pérdida de acceso a los sistemas de pago móvil, incluidos Apple Pay y Google Pay, como resultado de las sanciones bancarias. Esto significa un desastre para muchos minoristas rusos. La distribución mayorista se verá igualmente afectada.

--Los criptopagos aumentarán en Rusia: El valor del Bitcoin ya ha aumentado a medida que los consumidores y las empresas rusas recurren a las criptomonedas para reemplazar el dinero en efectivo. Sin embargo, esta podría ser una tendencia a corto plazo, ya que los reguladores estadounidenses y europeos centran su atención en los criptopagos. Mientras tanto, el cierre de los sistemas de pago móvil significa que las soluciones de pago chinas, Alipay y Wechat, probablemente ya estén contemplando esta oportunidad, suponiendo que los reguladores las permitan.

--La crisis de la cadena de suministro mundial empeorará: Ucrania es el mayor proveedor mundial de gas neón, clave para la fabricación de semiconductores. Eso se suma al aumento de los precios del petróleo y al efecto de las sanciones derivadas directamente de la crisis. Es probable que esto impulse niveles aún más altos de inflación de precios para productos tecnológicos en todo el mundo. La interrupción del suministro a través del ferrocarril Transiberiano de Rusia, ya está contribuyendo a retrasos significativos en los envíos para el canal europeo. Sin embargo, un beneficio inmediato potencial del cierre efectivo del mercado de TI ruso podría ser la reasignación de productos de TI destinados a Rusia a otros mercados en EMEA, ayudando a los socios de canal locales a eliminar los retrasos de ventas.