¿Cómo afectará el conflicto entre Rusia y Ucrania al mercado TIC mundial?

  • Al día

Ucrania mapa

Aunque ambos países representan sólo el 5,5% de todo el gasto en TIC en Europa y el 1% a nivel global, el impacto de la guerra en el comercio, las cadenas de suministro, los flujos de capital y en los precios de la energía afectará a la economía mundial a una escala más amplia, con consecuencias negativas para el mercado de las tecnologías de la información.

Recomendados: 

Prioridades tecnológicas para los CIO en 2022 Webinar

Opera tu IT de forma inteligente y mirando al futuro: conoce OPTIC de Micro Focus Webinar

La invasión rusa de Ucrania y la consiguiente respuesta diplomática y económica han dado lugar a un punto de inflexión crítico para Europa y el mundo. El mercado de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) también se ha visto afectado por el conflicto, así como por las sanciones económicas y otras medidas impuestas a Rusia por parte de Estados Unidos, la Unión Europea y otros países. Un nuevo informe de IDC apunta que el escenario geopolítico en evolución afectará indudablemente a la demanda de TIC mundial en los próximos meses y años. Por lo pronto, más de la mitad las empresas consultadas están reevaluando sus planes de gasto en tecnología para 2022, y el 10% prevé realizar fuertes ajustes en sus planes de inversión en TIC.

Si bien IDC espera una fuerte caída y una lenta recuperación del gasto en TIC en Rusia y Ucrania, el impacto global de esta caída será algo limitado. Combinados, los dos países solo representan el 5,5% de todo el gasto en TIC en Europa y el 1% en todo el mundo. Sin embargo, el probable impacto de la crisis en el comercio, las cadenas de suministro, los flujos de capital y los precios de la energía afectará a la economía mundial en una escala más amplia con consecuencias negativas para el mercado de las TIC tanto a nivel regional como mundial. Estas consecuencias incluyen:

--Fluctuación de la demanda tecnológica: El conflicto ha paralizado las operaciones comerciales en Ucrania, mientras que la economía rusa está sintiendo el impacto inicial de las sanciones occidentales. Esto afectará fuertemente al gasto en tecnología en ambos países con una contracción de dos dígitos de la demanda del mercado local prevista para 2022. Mientras tanto, el gasto en tecnología entre los países de Europa Occidental puede aumentar en parte debido a la expansión de las asignaciones a defensa y seguridad.

--Precios de la energía y presión inflacionaria: Las tensiones por el conflicto en Ucrania tendrán amplias consecuencias tanto en los precios de la energía como en la seguridad del suministro, particularmente para ciertos países europeos donde ya se están sintiendo efectos en cascada en los índices de precios. La mayoría de los países deberán reevaluar rápidamente sus planes energéticos a corto plazo mientras aceleran los esfuerzos para reducir su dependencia de las fuentes de energía basadas en el carbono.

--Reubicación de personal e infraestructura: Más de 100 compañías globales han establecido subsidiarias en Ucrania y muchas más tienen operaciones en Rusia. El conflicto ya ha desplazado a decenas de miles de desarrolladores en Ucrania y ha provocado la reubicación de algunos servicios en ambos países. Estas operaciones, junto con los activos físicos y el personal asociado con ellos, así como cualquier plan de expansión futuro, deberán reevaluarse a la luz del conflicto.

--Disponibilidad de crédito y efectivo: Las sanciones financieras impuestas están presentando serios desafíos para la disponibilidad de crédito extranjero en Rusia, al tiempo que crean pérdidas potenciales en los préstamos emitidos por los países de la UE a Rusia. Sin acceso al crédito, la mayoría de las organizaciones se verán obligadas a suspender las inversiones en nuevas tecnologías a corto plazo. El país también sufre una grave escasez de efectivo, lo que está afectando significativamente al gasto de los consumidores.

--Problemas en la cadena de suministro: las exportaciones de productos y componentes tecnológicos a Rusia se verán significativamente afectadas por las sanciones, pero el impacto para las empresas occidentales será relativamente pequeño dado el tamaño del mercado. Las importaciones de materiales tecnológicos de Rusia y Ucrania también se verán afectadas, particularmente en el sector de los semiconductores, donde los suministros de gas neón, paladio y C4F6 utilizados en la fabricación de chips se verán muy reducidos. También se espera que el conflicto interrumpa aún más las cadenas de suministro globales a medida que las cargas se desvían alrededor de los dos países y los costes aumentan.

--Fluctuaciones en los tipos de cambio: el valor del rublo se desplomó en respuesta a las sanciones iniciales, lo que encareció significativamente las importaciones de equipos y servicios de TI. Como resultado, muchas empresas se niegan a enviar pedidos a Rusia incluso si el pago es posible. Esto también significa que los propios fabricantes de PCs, servidores y equipos de comunicaciones de Rusia no podrán operar. Las tensiones geopolíticas también están afectando a otras monedas de la región, incluido el euro.

Además de las consecuencias citadas, se pueden esperar otros impactos a corto y largo plazo, incluido el aumento de la volatilidad del mercado de valores y la especulación del mercado; riesgo de ciberataques y el potencial de una guerra cibernética más amplia; la interrupción de los entornos de start-ups tanto en Rusia como en Ucrania; y la creación de nuevas alianzas comerciales y científicas para reemplazar las rotas por las hostilidades.

"Dada la naturaleza fluida del conflicto, IDC recomienda que las empresas identifiquen los eslabones débiles en su ecosistema de cadena de valor, desarrollen estrategias ágiles en la cadena de suministro y creen planes de acción que les permitan anticiparse y reaccionar ante una variedad de movimientos disruptivos del mercado", señala Philip. Carter, vicepresidente de grupo del Worldwide Thought Leadership Research de IDC.