La transformación del workspace, la evolución natural de una sociedad digitalizada

  • Content Marketing

cm logitech 1

El entorno digital ha multiplicado la velocidad de metamorfosis de nuestros hábitos de vida y nos ha propuesto un reto de adaptación mayor a medida que sumamos generaciones. Los avances tecnológicos irrumpen con fuerza en todos los sectores, que deben integrarlos para seguir siendo modernos, competentes y eficientes.

Así, nos relacionamos principalmente vía redes sociales, guardamos nuestros datos en la nube, explotamos el incipiente metaverso y, por supuesto, transformamos el espacio de trabajo hacia una versión más digital y colaborativa que ha prometido quedarse. Esta situación es aún más real en un entorno laboral en el que cada vez hay más personas nacidas en la era de Internet y que están familiarizadas con el entorno web: los nativos digitales.

Ante este nuevo escenario, las compañías han tenido que adaptarse redefiniendo los espacios y determinados puestos de trabajo, dejando atrás la apegada cultura empresarial de la presencialidad. Y es que con la crisis sanitaria, se ha demostrado que se puede trabajar en un modelo híbrido más flexible. Una situación que es aún más notable en un entorno laboral en el que cada vez hay más personas nacidas en la era de Internet y que están familiarizadas con el entorno web: los nativos digitales.

Ahora, la existencia de un workspace onmipresente es una norma natural en sintonía con la generación de trabajadores y su introducción ha dejado de ser solo una opción, como solían hacer las compañías que buscaban diferenciarse.

Según un estudio reciente de  IDC Research España, la transformación digital en España seguirá creciendo un 17% hasta 2024 y el 30% de los empleados mantendrá la semi presencialidad o el teletrabajo permanente para este año. Se trata de un nuevo escenario que ya no es noticia y que solicita una adaptación ágil por parte de todas las empresas, quienes necesitan el respaldo de partners tecnológicos que les asesoren y les provean de herramientas punteras para sus digital natives.

El workplace del futuro

Por ello y para responder a este proceso acelerado de cambio, las organizaciones están rediseñando el workplace del futuro, a partir de herramientas y soluciones tecnológicas colaborativas, que aprovechen todo su potencial.

Los equipos no deben ver su rendimiento limitado por la tecnología, sino que deben ser motivados y potenciados por la misma. Los entornos de trabajo colaborativos y seguros que cuentan con dispositivos personalizables son la prioridad de las compañías que han iniciado su modernización digital.

Desde webcams o auriculares profesionales para equipar el espacio de trabajo, como es el caso de Logitech Brio, una de las webcams más avanzadas que permite habilitar cualquier espacio en una sala de reuniones remota. La implementación de herramientas como Logi dock, una estación base todo en uno que permite simplificar la organización del espacio de trabajo. Además de la apuesta por avanzadas soluciones de videocolaboración para salas de reunión, como es el caso de Rally BarTap Scheduler, un panel de programación enfocado a gestionar de forma más eficiente los espacios de reunión.

Pero, como cualquier cambio, se trata de ir más allá. Una transformación del workspace exitosa se dará mediante un sistema IT optimizado, sin errores de base, cifrado e integrado en la nube, de modo que los equipos puedan trabajar desde cualquier parte y según sus necesidades.

Para ello, los proveedores tecnológicos serán los encargados de ofrecer un workspace 360 que cumpla con las expectativas de las empresas en cuanto a la retención de talento, la modernización de la infraestructura y la mejora de la experiencia de empleados y clientes, pero también protegerá al trabajador final como principal actor en el entorno.

Solución a los principales desafíos

Sin embargo, con la implementación de estas soluciones surgen desafíos e imprevistos. Para solventarlos, Logitech ha puesto en marcha un servicio integral, denominado Select, con el objetivo de ofrecer soporte de soluciones 24/7 y garantizar que las herramientas instaladas para las habituales video-reuniones estén listas siempre que un equipo las necesite.

Con todo ello, los dispositivos inalámbricos, el acceso al cloud, las herramientas y cualquier otro elemento que provea de una conectividad de calidad serán la solución más solicitada por aquellos que quieren impulsar su valor añadido.

Se hace hincapié, además, en garantizar la ciberseguridad en todos los entornos y mediante tecnologías especializadas que sean fáciles de integrar, ya que la mayor parte de los ciberataques se han registrado en los dispositivos personales de los trabajadores y han ido en aumento desde la introducción del teletrabajo forzoso a raíz de la pandemia. Por este motivo, se hace imprescindible contar con tecnologías que se adapten a todos los dispositivos, interoperables y con una capa de seguridad desde su diseño para evitar problemas de seguridad.

Los cambios por implementar no solo persiguen objetivos cuantificables, como el aumento de la productividad, la reducción de costes de mantenimiento o los resultados económicos, sino que tienen siempre como prioridad el bienestar de los empleados. Implantar una modalidad flexible va a mejorar la percepción de la cultura empresarial, facilitar la conciliación familiar e impulsar la autonomía de los equipos.

Serán pequeños grandes pasos que conformarán un espacio de trabajo digital que dejará de ocupar un lugar concreto. Cualquier momento, lugar y dispositivo será una oportunidad igual de eficaz para impulsar proyectos innovadores. Todo un engranaje de última generación que contribuye a derribar barreras espaciales y temporales, a la vez que consolida el workspace ideal, el del futuro que ya está presente.