Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Al 39% de los españoles le gustaría vivir en una casa inteligente

  • En cifras

hogar digital

Los consumidores prefieren adquirir soluciones que den respuesta a una necesidad concreta, que no requieran de un gran desembolso, y que, además, sean sencillas de instalar y de configurar. La seguridad en el hogar y el elevado precio de la energía están favoreciendo la adopción de dispositivos smart dentro del hogar.

  Quizá te interese...

La inteligencia en el hogar en una tendencia cada vez más de moda. Prueba de ello son las cifras reveladas por el informe The Smart Home Survey elaborado por Context, que revela que al 39% de los ciudadanos españoles le gustaría vivir en una casa inteligente en los próximos cinco años. Eso sí, el consumidor no está dispuesto a hacer grandes inversiones para dotar de inteligencia a su hogar. Esto significa que no van a adoptar esta tecnología a partir de proyectos integrales, sino que prefieren adquirir soluciones que den respuesta a una necesidad concreta, que no requieran de un gran desembolso, y que, además, sean sencillas de instalar y de configurar.

Según TP-Link, en la actualidad, la seguridad en el hogar y el elevado precio de la energía están favoreciendo la adopción de dispositivos smart dentro del hogar. En lo que respecta a la seguridad, Context revela que el 18% de los ciudadanos afirma que la necesidad de saber qué ocurre en su hogar cuando está fuera, es uno de los motivos por los que apuesta por este tipo de dispositivos. En este sentido, las cámaras cloud que ofrecen al usuario la posibilidad de ver en tiempo real desde cualquier sitio, desde su smartphone, tablet u ordenador, cualquier estancia de su casa e incluso hablar con las personas que se encuentran en la misma, se están convertido en un importante aliado en la seguridad en el hogar.

Respecto al coste energético, que ha acumulado en los últimos años un incremento superior al 66% en España, ha llevado a muchos españoles a apostar por dispositivos smart, puesto que consideran que les puede ayudar a optimizar su gasto energético y por tanto, a ahorrar en su factura. El uso de enchufes inteligentes, que permiten controlar a través de una aplicación desde el smartphone el electrodoméstico que tenga enchufado, permitirá al usuario reducir la factura hasta un 20%. Si a esto le añadimos otros sistemas de monitorización, como termostatos inteligentes, el ahorro podría subir hasta en un 30%. Otro caso son las bombillas inteligentes, que en el caso de TP-Link LB120 permite un ahorro de energí­a de hasta el 80% en comparación con otras bombillas tradicionales, con el plus de controlar directamente el gasto en kilovatios que está realizando a través de la app.