Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El 43% de las empresas todavía operan con Windows 7

  • En cifras

Windows 10

Casi una quinta parte de los departamentos de TI no sabe cuándo finaliza el plazo de soporte, mientras que el 6% sí está al tanto de la finalización del mismo, pero aún debe comenzar a planificar su migración. Lo más preocupante es que el 16% aún ejecutan Windows XP y Vista en algunas de sus máquinas.

Más sobre seguridad

¿Cómo gestionar los riesgos y la seguridad en 2019? 

Guía de los líderes de red para proteger la SDWAN 

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Estado de la ciberseguridad industrial en 2018 

Informe SophosLabs 2019 Threat Report 

Todo lo que deberías saber sobre las amenazas cifradas 

A un año para que Microsoft deje de dar soporte a su sistema operativo Windows 7 de nueve años de edad, el 43% de las empresas todavía están ejecutando la plataforma obsoleta. Así lo indica el informe "La muerte de Windows 7" de Kollective, para el que ha encuestado a 260 profesionales de TI. DE acuerdo con el mismo, el 17% de los departamentos de TI no sabe cuándo finaliza el plazo de soporte de Windows 7, mientras que el 6% sí está al tanto de la finalización del mismo, pero aún debe comenzar a planificar su migración.

Aquellos que permanezcan en Windows 7 a partir del 14 de enero de 2020 tendrán que pagar sumas significativas a Microsoft por el soporte extendido o dejarán sus sistemas abiertos a ciberataques. En el caso de las empresas más grandes, con 10.000 dispositivos o más con Windows 7, la tarifa que tendrían que pagar a Microsoft podría ser superior a 1,4 millones de dólares al año.

“Estos hallazgos deben ser una causa importante de preocupación entre la comunidad empresarial. En lo que respecta a la migración desde Windows XP, a algunas grandes empresas les llevó hasta tres años transferir todos sus sistemas al nuevo sistema operativo. Ahora, muchas empresas tendrán que hacer la transición en menos de 12 meses. Los que no lo hagan tendrán que pagar por recibir soporte extendido, con las organizaciones más grandes pagando más de un millón de dólares al año para permanecer en Windows 7", señala Dan Vetras, CEO de Kollective.

Quizás lo más preocupante de todo es que el 16% de los profesionales encuestados admiten que todavía ejecutan Windows XP y Windows Vista en algunas de sus máquinas, a pesar de que el soporte para estos sistemas operativos terminó hace más de tres años.

“Esta migración es solo el primer paso. Una vez que las empresas estén en Windows 10, deberán actualizar continuamente sus sistemas como parte del nuevo modelo de ‘Windows como servicio' de Microsoft. Esto significa distribuir actualizaciones cada vez más frecuentes en sus sistemas, algo que a muchos departamentos de TI les resultará imposible debido a una infraestructura obsoleta", añade Vetras.

El informe de Kollective sostiene que, al ejecutar una red de entrega de contenido definido por software (SD ECDN) sobre su infraestructura existente, las empresas pueden acelerar dramáticamente sus redes sin tener que extraer y reemplazar el hardware existente. Esto puede aumentar enormemente la velocidad, el alcance y la cantidad de actualizaciones, ayudando a las empresas a prepararse para Windows 10 y futuros sistemas operativos "como servicio".