Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El valor del contenido online pirateado en 2018 ascendió a 24.000 millones de euros

  • En cifras

tablet

En el último año la piratería ha caído un 3%, debido a la consolidación de plataformas asequibles, como Netflix o HBO. Los sectores con más consumidores piratas son las películas, las series y la música, y 6 de cada 10 consumidores utilizan los buscadores para acceder a estos contenidos ilegales.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

En el último año, la caída de la piratería se ha situado en el 3%, si bien la reducción desde el año 2015 ha sido del 12%, según datos del Observatorio de la piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales 2018, elaborado por GfK. Con todo, en 2018 se consumieron 4.348 millones de contenidos culturales de manera ilícita, lo que significa que cada día se realizaron, de promedio, 11,9 millones de descargas ilegales, valorados en 23.918 millones de euros.

Según el Observatorio, los sectores con más consumidores piratas son las películas (32%), las series (29%) y la música (31%). Sin embargo, la estadística demuestra que algo está cambiando para bien respecto al consumo de estos contenidos. En el caso de las series, el último estudio demuestra que aumentan los consumidores que acceden a las series de forma legal. En 2018 lo hizo el 61%, 13 puntos porcentuales más que en 2017, cuando lo hizo el 48%, y en el caso de las películas, se ha pasado del 49% de hace un año al 61% de este año. El desembarco de plataformas como Netflix, Amazon o HBO y la consolidación de modelos de suscripción a precios asequibles explican, entre otras razones, este descenso de la piratería.

6 de cada 10 consumidores utilizan los buscadores para acceder a los contenidos ilegales y Google es el mayoritario, puesto que el 94% opta por este portal. El estudio revela un dato preocupante: más del 50% de los consumidores que acceden a contenidos ilegales dicen que no saben distinguir entre las plataformas legales y las que no lo son.

Las principales razones que alegan los que piratean son la rapidez y la sencillez, por un lado, y la ausencia de consecuencias legales, por el otro, si bien, la piratería está tipificada por el artículo 270 del Código penal como un delito contra la propiedad intelectual que puede acarrear penas de prisión y el pago de importantes cantidades de dinero.