Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Dudas en torno a la acogida de los nuevos iPhones

  • Movilidad

iPhone Xs

Algunos analistas señalan que los terminales iPhone XS, XS Max y XR deben hacer frente a incertidumbres relacionadas con problemas comerciales, el dólar estadounidense más fuerte, y unos precios aún más altos fuera de Estados Unidos. A ello se suma el abaratamiento de modelos anteriores, que podría aumentar su demanda.

El pasado miércoles, Apple dio a conocer nuevas versiones de su iPhone y las especificaciones son consistentes con las expectativas, como señala TrendForce. Mientras que el iPhone X lanzado el año pasado generó una discusión en el mercado debido a su elevado precio, Apple nuevamente ha decidido apostar por un rango de precios alto, superando el umbral de los 1.000 dólares.

Los analistas de TrendForce opinan que el agresivo punto de fijación de precios que Apple ha elegido parece desafiar el límite que los consumidores están dispuestos a pagar por un smartphone premium. Es verdad que los nuevos iPhone XS y iPhone XS Max ofrecen calidad fotográfica optimizada, pantallas OLED, experiencias de realidad aumentada y doble SIM, pero es poco probable que aumente significativamente su demanda debido a sus precios más altos de lo esperado, porque los consumidores todavía necesitan tiempo para ajustarse al precio establecido para los modelos premium.

En cuanto al iPhone XR, su precio es mucho menor que el de los modelos iPhone XS y XS Max. Posicionado como el principal producto de Apple para revivir sus reducidas ventas de smartphones, el iPhone XR con pantalla LCD representará casi el 50% de la capacidad de producción de la nueva serie de iPhone. Sin embargo, este modelo también afronta incertidumbres relacionadas con problemas comerciales, el dólar estadounidense más fuerte, e unos precios aún más altos fuera de Estados Unidos. Por lo tanto, queda por ver si este terminal podría ayudar a Apple a impulsar el crecimiento de las ventas y ganancias del iPhone.

Mientras tanto, los precios de las versiones anteriores del iPhone, incluyendo el iPhone7 y el iPhone 8, se han ajustado a la baja, con 449 y 599 dólares, respectivamente, lo que puede generar una demanda mayor de la esperada para estos modelos más antiguos.

TAGS iPhone