Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

¿Qué es la interoperabilidad? Y por qué es importante para la videoconferencia

  • Opinión

Juan Aracil, Lifesize

Imagina que tu iPhone pudiera sólo comunicarse con otros iPhones, y todos sus amigos, familiares y compañeros de trabajo tuvieran un dispositivo Android; habría cosas que no podrías compartir con sencillez. Este tipo de escenario es inimaginable para llamadas móviles pero es demasiado común en el sector de las videoconferencias. Los equipos deberían estar equipados con herramientas de intercambio de datos y colaboración que se adapten al crecimiento de la empresa. Y para ese crecimiento, la interoperabilidad es clave.

La interoperabilidad es la capacidad de una solución o herramienta de intercambiar datos y operar en conjunto con otras soluciones o herramientas de software. Cuando se trata del software de videoconferencia, la interoperabilidad describe la capacidad de una solución para enviar y recibir datos de video, audio y presentación con otras soluciones, independientemente del fabricante que las haya creado y sin que el servicio sufra interrupciones.

De los usuarios de videoconferencia el 41% comenta que uno de los motivos más habituales con el que se suele enfrentar son procesos complejos de descargas o conexión. Poder conectarse y comunicarse sin que la tecnología suponga un obstáculo es clave para utilizar con éxito este servicio. Y para resolver este problema hay que invertir en soluciones que cumplan los estándares de interoperabilidad.

La interoperabilidad ofrece las siguientes ventajas en el campo de la videoconferencia:

  • Flexibilidad. Incluso si puede estandarizar internamente las herramientas de colaboración aunque sean soluciones propietarias, esto limita la flexibilidad para conectarse con proveedores externos, clientes y socios fuera de la oficina. Las soluciones de videoconferencia profesionales priorizan la interoperabilidad estructural y brindan la flexibilidad para intercambiar información y conectarse con usuarios externos, empresas colaboradoras, etc. Esto conlleva muchos beneficios de cara a la organización y sus objetivos de negocio.
  • Una única inversión.  No hay nada peor que desplegar una nueva herramienta, personalizarla para que haga exactamente lo que quieres que haga y luego descubrir que dicha solución ha cambiado y tener que empezar de nuevo. Si bien las soluciones de videoconferencia basadas en la nube son notablemente fáciles de usar, la mejor alternativa es encontrar una solución atemporal y que funcione bien con herramientas antiguas y nuevas. Con una solución interoperable adecuada no hace falta invertir en nuevas herramientas o software ya que es capaz de integrar todo.

 

¿Con quién debería poder interactuar una solución de videoconferencia?

Para satisfacer las demandas actuales del mercado y permitir que los clientes sean competitivos, una solución de este tipo debería funcionar con cualquier equipo de videoconferencia con protocolos H.323 / SIP basado en estándares y una arquitectura de nube diseñada para usar WebRTC. Dicha solución debe permitir conexiones seguras y que se pueda ejecutar de forma nativa en navegadores modernos que permitan a cualquiera unirse a una llamada sin tener que descargar una aplicación o instalar un “plugin”. Además, debe integrarse con las soluciones cotidianas del flujo de trabajo habitual del empleado, como son calendario, agenda y planificación, para una integración perfecta y dar respuesta a la carga de trabajo diaria en las empresas.

 

Conclusión

La interoperabilidad debe ser un factor clave en el diseño y la producción de soluciones de colaboración. Pero no solo desde un punto de vista técnico sino también cultural, como un argumento para la adopción del sistema. Creemos que la interoperabilidad es una característica necesaria que todos los proveedores deben esforzarse por ampliar pero no solo en la adopción de comunicaciones unificadas sino también para mejorar la experiencia del usuario final en su conjunto. La triste verdad del mundo de las videoconferencias es que otros proveedores se han mantenido firmes en su compromiso de desarrollar y vender soluciones propias y cerradas, lo que, a su vez, ha creado una comunidad UC muy fragmentada.

Juan Aracil, General Manager de Lifesize Iberia