Las pymes más digitalizadas resistirán mejor el impacto del coronavirus

  • PYME

red_es pyme digital

La situación actual está obligando a muchas pequeñas empresas y autónomos españoles a replantear su modelo de negocio. Al 37% les habría gustado disponer ya de una web implementada y un 24% de las empresas apostaría por incorporar una web con canal propio de venta.

GoDaddy ha presentado los resultados de su encuesta “Impacto del Covid-19 en las pequeñas empresas y autónomos españoles”, que revela que el 83% consideran que la crisis del COVID-19 afectará negativamente (mucho o bastante) a su negocio, mientras que un 14% de las empresas cree que se verán poco afectadas por la situación actual.  6 de cada 10 encuestados afirma que aquellas pequeñas compañías que tengan un mayor grado de digitalización podrán frenar en mayor medida el impacto negativo del coronavirus en su de negocio.

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

“La situación actual está obligando a muchas empresas a replantear su modelo de negocio. El contar con plataformas digitales y una estrategia que las acompañe, hace que aquellas compañías que han dado ese salto digital puedan tener una mayor flexibilidad de cara a reorientar su negocio”, señala Gianluca Stamerra, director regional de GoDaddy para España, Italia y Francia.

El estudio señala que a casi 4 de cada 10 encuestados (37%) les habría gustado disponer ya de una web implementada. Ello indica que el grado de digitalización actual tiene bastante margen de mejora, por lo que las pequeñas empresas deben avanzar hacia una nueva realidad digital.  Los resultados también apuntan a una mayor predisposición a iniciar el proceso de digitalización. De hecho, un 24% de las empresas encuestadas señala que apostaría por incorporar una web con canal propio de venta.

“No contar con un ecommerce hace que, ante situaciones como la que estamos viviendo, la actividad comercial de gran parte del negocio minorista se detenga temporalmente. Esto puede derivar en un cese temporal de la actividad en caso de no buscar estrategias digitales que permitan continuar con la actividad”, afirma Stamerra.

Por otra parte, un 20% de las empresas les hubiera gustado contar con una estrategia de marketing integral, que incluyera SEO y métricas, pero un 18% también le hubiera gustado haber apostado por anunciar el negocio en redes sociales a través de actividades de publicidad online.