8 de cada 10 despachos profesionales avanzarán en su digitalización este año

  • PYME

pyme asesoramiento

La digitalización del área financiera es clave para las pymes, y muchas asesorías están invirtiendo en ello. Entre las tareas contables que pueden mejorarse gracias a las nuevas herramientas destacan la gestión de las facturas recibidas y emitidas, el control de los ingresos y gastos, y la obtención de datos de valor sobre el negocio.

Recomendados: 

Foro Administración Digital 2021 Evento

Diez cosas que debe buscar en una solución RMM Leer

Almacenamiento de vanguardia para la pyme Leer

La transformación digital de las empresas se acelera a nivel global, también en lo que respecta a las áreas de contabilidad y facturación. Sin embargo, en España todavía queda mucho camino por recorrer, ya que apenas 1 de cada 10 pymes utiliza tecnología para la gestión de su negocio, solo un 11% ha integrado tecnología en la nube en su estrategia y únicamente el 17% cuenta con especialistas TIC en su plantilla. Sin embargo, como señalan desde Anfix, apostar por soluciones digitales permite a las pequeñas empresas simplificar la gestión del negocio y mejorar su eficiencia. En el caso de los despachos profesionales, los datos son esperanzadores, ya que el 80% de ellos tiene intención de avanzar en sus procesos de transformación digital antes de finales de año.

“La digitalización del área financiera es clave para las pymes, y muchas asesorías están invirtiendo en ello. No solo les permite incrementar el control y la transparencia sobre la información contable, sino automatizar la mayor parte de las tareas rutinarias y agilizar los procesos, proporcionándoles tiempo. Un tiempo que pueden dedicar a dar un mejor servicio a sus clientes,” comenta Juan José de la Mora, CEO de Anfix. “Debemos hacer pedagogía y mostrar a todas aquellas compañías que siguen indecisas que la digitalización es el motor de su transformación y de la recuperación de la economía española”.

Anfix señala las tareas contables que las pymes pueden mejorar gracias a estas nuevas tecnologías, contribuyendo a la digitalización del sector. La primera es la gestión de las facturas. Automatizar la contabilidad con un programa de gestión en la nube permite contabilizar los tickets y las facturas al momento con una simple foto y tener todos los gastos contabilizados, ordenados y guardados de forma segura. También emitir facturas de manera sencilla, ya que es el programa el que calcula automáticamente los impuestos. Además, el negocio puede controlar las facturas cobradas y pendientes de pago mediante un sistema de notificaciones que le indicará si el cliente ha abierto el email o descargado la factura y le avisará cuando la factura esté cobrada.

Contar con un programa de gestión en la nube también permite a las pymes ordenar sus ingresos y sus gastos. Los asientos contables se generan automáticamente, evitando errores humanos y manteniendo siempre los libros contables al día. Además, este tipo de softwares también facilitan la conciliación automática de los movimientos bancarios y generan los modelos de impuestos, que el asesor recibe en tiempo real, sin necesidad de desplazamientos o guardar papeles. Todo ello redunda en un mayor volumen de datos de valor sobre el negocio, un ahorro de tiempo y una mejor toma de decisiones.