Las medianas empresas invierten en tecnología a pesar de la inflación

  • PYME

HPE negocio pyme

Las medianas empresas pueden afrontar la inflación de manera más efectiva racionalizando sus carteras de tecnología. La seguridad y la gestión de riesgos es la principal prioridad tecnológica para el 79% de las medianas empresas. Otras prioridades incluyen la adopción de aplicaciones verticales tipo ERP o CRM, la migración a la nube o la analítica de datos.

Recomendados: 

Innovación tecnológica.
II
 Foro IT User,
28 septiembre Regístrate

¿Cómo optimizar
los costes IT? Informe

El "Headless" CMS en la empresa Leer

A medida que los líderes de la tecnología de las medianas empresas se aproximan a las fechas en que se fijan las partidas presupuestarias para 2023, afrontan una serie de desafíos que incluyen vientos en contra inflacionarios y una posible recesión económica.

Debido al tamaño y la escala de sus operaciones, estas empresas son a menudo las primeras en sentir los efectos de la inflación y son más susceptibles a los impactos negativos a largo plazo. De hecho, una encuesta realizada a CEOs y Ejecutivos de Negocios Senior de Gartner señala que el 86% de los CEOs de las medianas empresas creen que habrá un aumento significativo de la inflación, y la mayoría anticipó que los impactos inflacionarios se sentirán durante los siguientes 12 a 36 meses. La respuesta más común a la inflación entre los CEOs fue aumentar los precios, seguido de los esfuerzos de optimización de costes.

"Históricamente, la respuesta a la incertidumbre económica ha sido reducir los costes en lugar de defender la inversión nueva o adicional", explica Mike Cisek, analista vicepresidente de Gartner. "Sin embargo, en una mediana empresa típica, el gasto en TI representa el 4,7% de los ingresos totales de media, dejando poco espacio para los esfuerzos de optimización de costes”.

Preguntadas por sus prioridades tecnológicas para 2022, la seguridad y la gestión de riesgos es citada por el 79% de las medianas empresas. Le siguen otras prioridades relacionadas con las estrategias de aplicaciones e integración, y las estrategias de infraestructura y operaciones, incluyendo aplicaciones verticales tipo ERP o CRM (50%), migración a la nube (42%), infraestructura de computación y/o almacenamiento (34%), analítica de datos (34%), o redes (20%).

"En tiempos de incertidumbre económica, las inversiones digitales deben alinearse con la prioridad del negocio y respaldar las estrategias de flujo de efectivo de las finanzas. Las medianas empresas pueden afrontar la inflación de manera más efectiva racionalizando sus carteras de tecnología, mientras invierten en soluciones que producirán beneficios financieros o de productividad para TI, empleados y clientes", concluye Cisek.