Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

D-Link lanza nuevos planes de grabación en la nube mydlink

  • Seguridad

D-Link vigilancia

Estos planes, que aumentan el número de cámaras o los días de almacenamiento en la nube, vienen a complementar al plan gratuito activado por defecto, que incluye grabación durante 24 horas recurrentes con un máximo de tres cámaras. La contratación y pago de estos planes se realiza directamente en la app mydlink.

Hace unos meses, D-Link presentaba la nueva versión de la app mydlink con un plan gratuito activado por defecto, consistente en la grabación en la nube de vídeos por detección de movimiento de hasta tres cámaras WiFi mydlink durante 24 horas recurrentes. Pues bien, D-Link amplía ahora la seguridad de pequeñas oficinas, negocios o tiendas con la presentación de planes de pago, que aumentan el número de cámaras y el tiempo de conservación de los vídeos en la nube, para asegurar que la grabación de un posible delito siempre estará disponible.

Además del plan gratuito incluido de serie con cada cámara mydlink, de hasta tres cámaras y tamaño de grabación sin límite durante 24 horas recurrentes, los clientes disponen ahora de tres planes más:

--Un plan básico, de hasta tres cámaras con siete días de almacenamiento en la nube sin límite de espacio, por 2,49 euros al mes o 24,99 euros al año.

--Un plan premium, de hasta cinco cámaras con 14 días de almacenamiento en la nube sin límite de espacio, por 4,99 euros al mes o 49,99 euros al año.

--Un plan Pro, de hasta 10 cámaras con 30 días de almacenamiento en la nube, por 9,99 euros al mes o 99,99 euros al año.

La contratación y pago de estos planes se realiza directamente en la app mydlink a través de las opciones de pago que el usuario tenga configuradas en la App Store o en Google Play.

La grabación en la nube mydlink se activa cuando las Cámaras IP detectan movimiento o sonido en los parámetros de sensibilidad y zonas de detección que el usuario puede configurar fácilmente en la app. Al mismo tiempo, la plataforma envía una notificación emergente al móvil. El acceso a la visualización de los vídeos grabados se realiza desde la misma app, y es posible descargarlos a la memoria local del teléfono o tableta.