Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Al 84% de los padres les preocupa la seguridad online de sus hijos

  • Seguridad

tablet familia hogar

2 de cada 3 padres creen que sus hijos pasan demasiado tiempo conectados. Las amenazas más peligrosas, según los padres, son que los niños vean contenido dañino, como sexual o violento; experimentar adicción a internet; y recibir mensajes anónimos o contenido que los incite a llevar a cabo actividad violenta o inapropiada.

Una nueva investigación global de Kaspersky revela la falta de comunicación familiar en torno a la seguridad en Internet. El 84% de los padres están preocupados por la seguridad online de sus hijos, y, sin embargo, los padres solo invierten una media de 46 minutos a hablar con sus hijos sobre este tema durante toda su infancia. Más de la mitad (58%) de los encuestados dedica menos de 30 minutos a discutir el tema, que es la mitad del tiempo de una clase estándar de la escuela.

La privacidad y seguridad online de los niños se está convirtiendo en una de las preocupaciones más importantes de los padres. Esta preocupación está bien fundada ya que, según la encuesta de Kaspersky, más de 9 de cada 10 niños de entre 7 y 12 años en todo el mundo ahora tienen un dispositivo, smartphone o tablet con acceso a Internet. En particular, el 64% de los padres están de acuerdo en que sus hijos pasan demasiado tiempo online, lo que implica estar continuamente expuestos a diversos riesgos potenciales.

Las amenazas online más peligrosas, según los padres, son que los niños vean contenido dañino, como sexual o violento (27%); experimentar adicción a internet (26%); y recibir mensajes anónimos o contenido que los incite a llevar a cabo una actividad violenta o inapropiada (14%). Para reducir los riesgos potenciales y explicar los peligros de navegar por Internet, el 81% de los padres dice que es una responsabilidad conjunta entre padres y escuelas enseñar a los niños sobre seguridad online, y el 86% cree que los padres están mejor posicionados para hacerlo, ya que los niños generalmente confían más en ellos.

Dado que los padres reconocen la responsabilidad de brindarles orientación a sus hijos y, sin embargo, pasan menos de una hora haciéndolo, la investigación de Kaspersky deja en claro que a los padres les resulta difícil mantener esas conversaciones. Los principales desafíos para los padres son explicar las amenazas de una manera que los niños puedan (60%), hacer que los niños tomen en serio las amenazas (51%), y disuadir a los niños de no seguir la presión de grupo (42%).