Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Principales dinamizadores del mercado de networking en 2019

  • Al día

red networking

La transformación digital será la que redefinirá en último extremo el mercado de networking. Otros de los grandes impulsores serán el análisis de datos y las tecnologías de machine learning e inteligencia artificial, junto con la Internet de las Cosas, la automatización, el nuevo estándar 802.11ax, y, por supuesto, la seguridad de red.

Más sobre Tendencias TI

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española en datos

¿Cómo gestionar los riesgos y la seguridad en 2019? 

Índice de interconexión global

Smart cities, conectando puntos para crear un futuro más inteligente

SophosLabs 2019 Threat Report

Construyendo las plataformas digitales del futuro

2019 será un año intenso para el mercado de networking. Así lo avanza Extreme Networks, que ha hecho público un informe en el que analiza cuáles son las principales tendencias en tecnologías de red y los elementos dinamizadores más importantes del mercado. Entre ellos destacan:

--Transformación digital. En 2019 muchas organizaciones van a continuar sus proyectos de transformación digital o va a abordarlos por primera vez, por lo que necesitarán invertir en tecnología de red. Y es que cualquier proyecto de transformación digital bien diseñado debe tener un apartado importante dedicado a la red. Para mantener el ritmo, se desplegarán nuevas arquitecturas de red, ágiles y simples, que no obliguen a elegir entre seguridad y resiliencia.

-- Seguridad de red. La propia transformación digital está generando nuevos escenarios susceptibles de generar riesgos de seguridad. Las nuevas tecnologías de red, como la segmentación de aplicaciones y de red, vendrán a ayudar a las empresas en la gestión de su seguridad. Implementada adecuadamente, la segmentación de extremo a extremo ha demostrado ser capaz de contener brechas de seguridad, proteger datos críticos e impedir movimiento lateral.

-- Análisis, machine learning e Inteligencia Artificial. El análisis de datos y las tecnologías de machine learning e inteligencia artificial tienen importantes aplicaciones en la red, desde la predicción y prevención de fallos a la seguridad, pasando por la gestión de usuarios, dispositivos y aplicaciones o la gestión inteligente de radiofrecuencia en redes Wi-Fi. Se estima que para el año 2021 más del 50% de la infraestructura de red corporativa utilizará alguna forma de inteligencia cognitiva y artificial para reducir costes, mejorar la eficiencia y gestionar riesgos.

-- Automatización. La automatización de tareas de gestión y configuración de red va a ir en aumento, y 2019 será el año de nuevas tecnologías de red que facilitan y automatizan la gestión. Las arquitecturas “fabric” están demostrando ser componentes efectivos a la hora de automatizar toda la red, reduciendo el aprovisionamiento manual y simplificando las operaciones de red.

-- IoT. Internet de las Cosas es una de las tendencias tecnológicas actuales que más está impactando en la red. El aluvión de dispositivos conectados es especialmente significativo en sectores como distribución, industria o sanidad, que en muchas ocasiones no disponían de infraestructuras de red especialmente modernas. Dos de los principales problemas que presenta IoT con respecto a la red tienen que ver con la gestión de los mismos y con la seguridad. En el primero, la tecnología de machine learning y el análisis de datos de red pueden ser valiosos aliados. En cuanto a la seguridad de IoT, la estrategia pasa por el conocimiento y el control, utilizando tecnologías de red que ayuden a automatizar y securizar los dispositivos IoT cuando estos se conectan, y utilizar segmentación de red para aislarlos y reducir así la superficie de ataque.

--Nuevo estándar Wi-Fi. La siguiente evolución del estándar inalámbrico, 802.11ax (High-Efficiency Wireless), ofrecerá una tasa de trasferencia por usuario que cuadruplicará la del anterior y está diseñado para entornos públicos de alta densidad de usuarios. También aportará mejoras en programabilidad, automatización e incluso capacidades machine learning. Para optimizar su eficiencia, es imprescindible simplificar la operación de la red inalámbrica. En este sentido, cobrará importancia la migración de la gestión Wi-Fi a la nube, con estrategias híbridas que permiten una solución combinada nube privada/on-premise y nube pública.

-- Edge Computing. Esta tecnología puede describirse como una migración de los procesos de computación hacia la periferia de la red, con el fin de disminuir el volumen de datos que deben viajar desde el dispositivo/sensor al servidor, así como la distancia que esos datos deben recorrer. Esto reduce los costes de transmisión y la latencia. Según IDC, para 2020, el 45% de todos los datos generados por los dispositivos IoT serán almacenados, procesados, analizados y utilizados cerca o en el extremo de la red (IDC). A medida que la computación se descentraliza, cobrarán más importancia tecnologías de red optimizadas para flujos de tráfico transversales y/o comunicaciones bajo topología “mesh”.

--Cloud, Multicloud e Infraestructura como Servicio. El modelo IaaS se va a convertir en el método preferido por las empresas para proporcionar recursos de TI tales como computación, almacenamiento y servicios de red, dada su gran escalabilidad. Los despliegues de cloud híbrida o multicloud van a aumentar rápidamente y se harán más habituales.

--Sistemas Operativos de Red Virtuales y Contenedores. La virtualización ha contribuido notablemente a allanar el camino a la tecnología de contenedores, que se basa en el concepto de desacoplar las aplicaciones de su correspondiente hardware. Múltiples contenedores pueden compartir un único sistema operativo, y es posible ejecutar de seis a ocho veces más contenedores que máquinas virtuales sobre el mismo hardware. Debido a los ahorros de costes y las ventajas en eficiencia, las aplicaciones en contenedor van a cobrar protagonismo este año, a medida que se amplían sus escenarios de uso.