Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Razones para contratar una consultoría tecnológica

  • Al día

Consultoría

Como el campo de la tecnología es un fenómeno en constante desarrollo, es primordial que las empresas cuenten con una adaptación eficaz en base a sus necesidades, para lo que lo mejor es recurrir a una empresa especializada. La optimización de los flujos de negocio, la reducción de costes o la reducción de riesgos son algunas de sus ventajas.

Cada vez es más frecuente que las empresas externalicen ciertos procesos de su negocio para optimizarlos al máximo y conseguir una mayor rentabilidad. Esto es cada vez más habitual en el ámbito de la tecnología, en el que muchos empresarios tienen la percepción de que ciertos aspectos escapan de su control, razón por la cual muchos de ellos apuestan por contratar los servicios de consultoría tecnológica a una entidad especializada. Según Telynet, son siete las ventajas de contar una entidad de estas características:

--Reducción de costes: con el control integral de los procesos, se consigue una considerable reducción de los costes más prescindibles relacionados con su actividad.

--Optimización de los procesos de negocio: todos los flujos que se dan en el ámbito empresarial serán mejorados con las prestaciones de una empresa consultora.

--Reducción de riesgos: es importante que los riesgos, ya sean informáticos o de seguridad, sean reducidos a cero, un objetivo primordial de los recursos de consultoría tecnológica.

--Respeto del control presupuestario: una de las bazas más destacadas de estas entidades es que se ajustan al presupuesto inicial del cliente, por lo que siempre se moverán en las cifras que se hayan establecido previamente.

--Expertos de TI: los servicios de tecnología de la información se prestan mejor si se cuenta con verdaderos expertos. Por ello, la mejor solución es externalizar estos recursos y dejarlos en manos de quienes poseen los mejores conocimientos técnicos sobre esta materia.

--Personalización: con la contratación de este tipo de servicios, se consigue una atención personalizada, poniendo el punto de mira en las necesidades y problemas específicos de cada empresa, de forma que cada proyecto se trata como si fuera propio.

--Comunicación constante: los responsables de cada proyecto desempeñan su labor de forma continua, con una disponibilidad completa ante cualquier cuestión que surja en el entorno corporativo.