Tendencias tecnológicas que el canal debe aprovechar este año

  • Al día

tendencias tecnologia

El cloud es el nuevo modelo normal de implantación, y un 85% de las empresas ya indican que hoy optan de forma predominante por la nube híbrida o multi-cloud. Éstas tendrán que garantizar que el 100% de los datos críticos para su negocio se pueden recuperar, propiciando el backup y la recuperación, entre otras tecnologías.

Desde las primeras implantaciones de 5G, hasta las empresas que empiezan a entender el modo en el que usan la inteligencia artificial (AI), la tecnología ha tenido un impacto trasformador durante 2019 y lo seguirá teniendo en 2020. Según Veeam, hay dos tendencias principales que se mantendrán. La primera es que cloud es el nuevo modelo normal de implantación, con un 85% de las empresas que optan de forma predominante por la nube híbrida o multi-cloud. Esto hará que los problemas de ciberseguridad y privacidad de los datos sigan siendo los principales motivos de preocupación para los responsables de la toma de decisiones TI cuando hablan de cloud, por lo que las empresas tendrán que garantizar que el 100% de los datos críticos para su negocio se pueden recuperar.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

En relación con lo anterior, Veeam señala las principales tendencias en tecnología que las empresas, y por ende el canal de TI, pueden aprovechar para estar preparadas este año:

La adopción de los contenedores se generalizará

Se prevé que aumente en 2020 el número de empresas que consideren a los contenedores como una parte fundamental de su estrategia TI.  La adopción de los contenedores dará lugar a una producción más rápida de software a través de capacidades DevOps más sólidas y Kubernetes consolidará su posición como la plataforma de facto de orquestación de contenedores. La popularidad de la adopción del contenedor está siendo impulsada por dos factores: velocidad y facilidad. Los contenedores son tipos de datos abstractos que aíslan una aplicación de un sistema operativo. Con contenedores, los microservicios van en el mismo paquete con sus dependencias y configuraciones, por eso es más fácil y rápido desarrollar, enviar e implantar servicios.

La gestión de datos en cloud aumentará la movilidad de los datos

Los datos tienen que ser fluidos en el entorno híbrido y multi-cloud y la capacidad de la gestión de datos en cloud para incrementar la movilidad y portabilidad de los datos es el motivo por el que las empresas tienen previsto invertir de media unos 41 millones de dólares en la implantación de tecnologías de gestión de datos en cloud este año. Para hacer frente a las expectativas de los clientes, las empresas buscan de manera constante nuevos métodos para conseguir una mayor portabilidad de los datos dentro de la empresa. La visión de ‘tus datos, cuando y donde los necesitas’ solo se podía lograr mediante una estrategia CDM sólida, por lo que su importancia no hará más que crecer durante el año que viene.

El éxito y la velocidad del backup permiten restaurar el éxito y la velocidad

Los contratos de nivel de servicio (SLAs) y las expectativas en relación con la disponibilidad de los datos aumentarán en los próximos doce meses. En el pasado, el backup era un reto puesto que resultaba caro y requería muchas horas de trabajo. Ahora el backup se ha acelerado gracias a contar con redes más rápidas, dispositivos de destino de backup, además de una mejor captación de datos y las capacidades de automatización. Prácticamente un tercio (29%) de las empresas ahora hacen backup y replicación de forma continua de las aplicaciones de alta prioridad. La principal preocupación de las empresas en la actualidad es que el 100% de los datos se pueda recuperar y que una recuperación completa sea posible en cuestión de minutos.

Todo empieza a estar definido por software

Las empresas seguirán escogiendo las tecnologías y el hardware de almacenamiento que mejor se adapten a su organización; sin embargo, la gestión de los data centres se centrará aún más en el software. La infraestructura como código (IaC) seguirá creciendo y convirtiéndose en una opción más generalizada. Esto permitirá a las empresas crear un modelo de lo que debería hacer la infraestructura, para luego implantarlo en todos los entornos y ubicaciones de almacenamiento. De este modo, la IaC reduce el tiempo y el coste de suministrar infraestructura en múltiples sitios. No obstante, el coste no es el único elemento a tener en cuenta en los enfoques definidos por software como son IaC y Cloud-Native, una estrategia que usa de forma nativa servicios e infraestructura de los proveedores de informática en cloud. Los procedimientos de replicación automatizados y el aprovechamiento de la nube pública ofrecen precisión, agilidad y escalabilidad, lo que permite a las empresas implantar aplicaciones de manera rápida y fácil. Con más de tres cuartos (77 %) de las empresas utilizando software como servicio (SaaS), un enfoque definido por software para la gestión de datos es ahora una opción relevante para la amplia mayoría.

Las empresas reemplazarán las soluciones de backup

En 2020, la tendencia en favor del reemplazo de las tecnologías de backup en lugar de aumentar las soluciones tecnológicas empezará a cobrar fuerza. A las empresas les preocupa la capacidad de los proveedores tradicionales para garantizar la disponibilidad de los datos y por eso optan por el reemplazo total de las soluciones de backup y recuperación en lugar de aumentar el número de soluciones de backup adicionales, por motivos como los costes de mantenimiento, la perdida de virtualización y capacidades cloud, así como las carencias relacionadas con la velocidad del acceso a datos y la facilidad de gestión. Empezar de cero les aporta tranquilidad a las empresas, puesto que así ya contarían con la solución adecuada para hacer frente a las demandas de sus usuarios en todo momento.

Todas las aplicaciones se convertirán en fundamentales

El número de aplicaciones que las empresas clasifican como críticas para la misión aumentará durante 2020, sentando las bases de un entorno en el que cada app será considerada de alta prioridad. El tiempo de inactividad de una aplicación les cuesta a las empresas un total de 20,1 millones de dólares en todo el mundo cada año en productividad e ingresos perdidos y los datos que se pierden de las aplicaciones críticas para la misión cuestan de media unos 102.450 dólares por hora. Lo cierto es que cada aplicación es fundamental.