Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las comunicaciones ineficientes cuestan a las empresas millones de dólares

  • Al día

Comunicaciones empleados

Los empleados declaran haber perdido una media del 13% de su tiempo de trabajo diario debido a la ineficacia de la comunicación, lo que equivale a más de una hora diaria en una semana laboral de 40 horas. La falta de formación y la resistencia al cambio frenan la adopción de herramientas modernas de comunicación y colaboración.

Recomendados: 

Los desastres ocurren... ¿tienes un plan de continuidad de negocio? Leer 

La era de la conectividad Webinar ondemand

Mitel ha dado a conocer las conclusiones de su informe sobre productividad en el lugar de trabajo y tendencias de las comunicaciones empresariales, que examina las principales tendencias de comunicación y colaboración y sus repercusiones en la productividad de los empleados y en la rentabilidad de las empresas. Pues bien, los profesionales encuestados reconocen dedicar más de la mitad de su jornada laboral a comunicarse y colaborar, y haber perdido una media del 13% de su tiempo de trabajo diario debido a la ineficacia de la comunicación, lo que cuesta a las empresas más de 9.000 euros al año por empleado. En economías más cercanas a la española, como es el caso de Francia, este coste asciende a unos 6.000 euros anuales por empleado.

La pérdida de productividad no es la única consecuencia de las comunicaciones ineficientes. El 47% de los encuestados también han observado desavenencias entre los empleados y/o los departamentos de su empresa debido a la ineficiencia de las comunicaciones y la colaboración, y el 24% afirma que las comunicaciones ineficientes han tenido un impacto negativo en la satisfacción del cliente. En vista de este resultado, es más que probable que los costes extras de la pérdida de ingresos, el desgaste de los empleados y la pérdida de oportunidades también tengan un impacto oculto en los resultados de muchas organizaciones.

En el estudio también se examinaron los métodos de comunicación y colaboración que los empleados encuentran más eficientes y rentables. Cuando se trata del uso de las herramientas de comunicación y colaboración, los empleados se inclinan por utilizar lo que conocen, de lo que se desprende que el teléfono y el correo electrónico no van a desaparecer pronto. Estas tecnologías siguen manteniéndose en cabeza de entre los cinco métodos de comunicación más utilizados (97%), mientras que las reuniones cara a cara siguen siendo consideradas como la forma más eficaz de comunicarse (53%). Asimismo, en los próximos 3 a 5 años, los encuestados prevén hacer un uso más habitual de las herramientas de trabajo colaborativo en línea (45%), el chat/mensajería instantánea (51%) y el vídeo (39%).

El 74% de los encuestados afirma que un uso más eficiente de la tecnología dentro de su organización mejoraría su productividad personal. Sin embargo, el estudio señala como principales barreras una formación insuficiente (32%) y la resistencia al cambio (25%). Este hecho confirma que la transformación digital no se limita al simple despliegue de tecnologías, sino que también requiere cambios cuidadosos y estratégicos en la cultura y los procesos de la organización.

Las empresas tienen la oportunidad de reducir el impacto de pérdida de productividad alineando sus herramientas, procesos y cultura para lograr mejores resultados. En lo que respecta a las comunicaciones y la colaboración, un liderazgo claro, una mejor planificación, una formación y entrenamientos eficaces y la concienciación de los empleados sobre los objetivos y los beneficios de las herramientas, pueden tener un impacto positivo significativo en la adopción de la tecnología y en el rendimiento de la inversión.

"Los empleados quieren una experiencia de comunicación y colaboración fluida, que sea coherente en toda la empresa, independientemente del dispositivo utilizado e integrado en sus flujos de trabajo diarios", explica Mary McDowell, CEO de Mitel. "Las empresas que lo harán mejor serán aquellas que combinen implementación de tecnologías avanzadas de comunicación y colaboración con prácticas de gestión del cambio estratégico. Este enfoque les permitirá ganar la confianza de los empleados y mejorar la experiencia del cliente".