Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El sector del retail debe evolucionar su digitalización para afrontar nuevos retos

  • Al día

retail movilidad tienda

Debido a la incertidumbre ante una segunda oleada de contagios, el sector debe realizar planes de contingencia y hacer más eficientes los procesos de compra, tanto online como offline. Para ello, la hiperautomatización, la omnicanalidad, y tecnologías como la inteligencia artificial y machine learning, IoT o RFID, serán claves.

Recomendados: 

Creación de aplicaciones seguras: recomendaciones para los servicios financieros Leer

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar ondemand

El panorama del sector retail va a estar determinado por la incertidumbre ante una segunda oleada de contagios. La recesión económica se hará evidente tras la crisis producida por la Covid-19 y una reducción del consumo por la falta de confianza por parte del consumidor en sus ingresos a medio plazo. Estos retos, además de los costes relacionados con adaptar al sector retail a las reglas de la pandemia, han afectado a sus márgenes.

En este entorno complejo, el sector del retail debe realizar planes de contingencia y evolucionar su transformación tecnológica para mantener los márgenes operativos. Los retailers necesitan hacer más eficientes los procesos de compra, tanto online como offline, con el objetivo de estar preparados para responder a los cambios y necesidades a medida que vaya evolucionando la pandemia. Desde Vector ITC proponen las siguientes soluciones en Digital Supply Chain & Retail para estar preparados ante los retos que presentarán los nuevos contextos:

--Hiperautomatización: Permite a las empresas optimizar los procesos, agilizando las tareas sofisticadas, coordinado procesos y asignando recursos eficientemente. La hiperautomatización destaca en varios puntos de la cadena de suministro, incluyendo gestión de inventarios, confirmación de envíos, utilización de robots o asistentes digitales. Además, se puede complementar con la automatización de procesos mediante la RPA, permitiendo al personal centrarse en tareas de mayor valor añadido.

--Combinación de inteligencia artificial y machine learning: Tecnologías como la IA y ML complementan a la experiencia profesional de los empleados para hiperautomatizar los procesos, permitiendo analizar de forma simultánea una gran variedad de variables. Esto facilita la toma de decisiones inteligentes en situaciones disruptivas o de cambio, incorporando la última información disponible para la realización de las propuestas.

--Transparencia y trazabilidad: La transparencia y trazabilidad hace referencia al conjunto de prácticas y tecnologías diseñadas para preservar el enfoque ético y legal del uso de la IA, utilizada para automatizar procesos y predecir cambios en los comportamientos de los consumidores, adaptando así sus servicios.

--Hiperconexión de la información: Los datos e información requeridos y generados por cada proceso de la cadena de suministro, muchas veces disponibles en diferentes sistemas de información, representan un reto importante para el sector logístico. La conexión de la información supone una mejora en la logística inteligente e integrada, rompiendo los tradicionales silos funcionales.

--Omnicanalidad: Con el auge del comercio online o e-commerce, la experiencia de usuario navegando por la web o aplicación debe ser intuitiva, ágil y agradable, para ello, el consumidor tiene que obtener un proceso de compra óptimo desde que entra al e-commerce, localiza los productos deseados, tramita la compra y lo recibe en su casa. La omnicanalidad es clave en la experiencia de usuario por la interacción que este desarrolla con los productos y servicios.

--Tecnología para agilizar las operaciones y los procesos: Big data, Internet of Things (IoT), Reconocimiento de voz, RFID.

La capacidad para adaptarse a los nuevos hábitos de consumo y las posibles limitaciones que se lleven a cabo si se dan nuevos brotes que nos regresen a estados de confinamiento, de mayor o menor restricción, será clave para mitigar las disrupciones y generar resiliencia en la cadena de suministro.