Huawei analiza el poder de la innovación y la colaboración en la era digital

  • Al día

Huawei Liang Hua

En su ponencia celebrada en el marco del Web Summit 2020, Liang Hua, presidente de Huawei, ha perfilado su visión de un mundo totalmente conectado y digital que impulse la industria y la economía digital, la cual generará más del 30% del PIB global en 2025. 5G, la nube y la inteligencia artificial, son algunas de las tendencias clave que contribuirán a ello.

Recomendados: 

Generando confianza en la cadena agroalimentaria con blockchain: descubre IBM Food Trust Webinar

Tecnologías que impulsan el cambio en el sector de la construcción: así son los disruptores digitales Leer

Un futuro digital para la construcción mundial Leer 

Desde hoy y hasta el 4 de diciembre, Lisboa acoge el Web Summit 2020, una de las conferencias sobre tecnología más importantes del mundo, con más de 100.000 asistentes y 800 ponentes, y donde se reúnen personas y empresas líderes del sector tecnológico internacional. El discurso inaugural ha corrido a cargo de Liang Hua, presidente de Huawei, que centró su intervención en el sector de las TIC y el futuro digital de la nueva era de la inteligencia.

Liang perfiló su visión de un mundo totalmente conectado y digital que impulse la industria y la economía digital, asegurando que “la innovación digital nos está llevando a una nueva era de la inteligencia. En el horizonte se divisa una vida más inteligente, mejor y más ecológica. Muchas tecnologías revolucionarias serán la fuerza que impulse este cambio. La conectividad y la computación son claves en esta transformación”.

El presidente de Huawei vaticina que en 2025 más del 30% del PIB global será generado por la economía digital. Entre las tendencias clave que contribuirán a este cambio revolucionario hacia lo digital está, como no, el 5G, que en 2025 prestará servicio a más de la mitad de la población mundial. Asimismo, Liang cree la computación en la nube, la inteligencia artificial, los sistemas de realidad aumentada y realidad virtual, y el vídeo ultra-HD 4K/8K lo cambiarán todo, y que las emisiones en directo en alta definición y la tecnología 3D sin gafas crearán experiencias verdaderamente inmersivas y transformarán la educación remota y el entretenimiento virtual.

Otra tendencia clave es la tecnología ponible (wearable), que se convertirá en un “hospital móvil” que ayudará a controlar nuestro estado de forma donde estemos, lo que beneficiará potencialmente a más de mil millones de personas con enfermedades crónicas. Por su parte, la consolidación de la computación fotónica, cuántica y biológica permitirá una arquitectura de computación más híbrida y heterogénea, con la consiguiente reducción del consumo de energía y el procesamiento de ingentes cantidades de datos.

“Juntas, estas tecnologías seguirán haciendo avanzar a la industria y la economía digital y, al mismo tiempo, ofrecerán experiencias inmersivas para los consumidores, mejorarán la gobernanza y permitirán digitalizar más rápidamente los distintos sectores”, añadió Liang, previendo un efecto en cadena para la economía en general.

Oportunidades de la digitalización para Europa

En lo que respecta a Europa, Liang aseguró que “tiene una sólida base industrial y capacidad de innovación. La convergencia del 5G, la computación en la nube y la inteligencia artificial facilitará la digitalización de la fabricación, mejorará la productividad y creará nuevos valores”. Algunos países europeos ya han dado prioridad a la aplicación de las tecnologías digitales en la vida cotidiana, lo que será esencial para la transición europea a largo plazo hacia una sociedad más justa y próspera, señaló el directivo.

Para las pequeñas y medianas empresas, la economía digital representa más oportunidades que desafíos, dado que les permite comunicarse y hacer negocios de formas nuevas y más sencillas, servir mejor a sus clientes en áreas remotas y tomar decisiones empresariales mejor documentadas. Liang también habló de cómo la sanidad es un área en la que la tecnología podría suponer un enorme cambio. En este sentido, las nuevas tecnologías como el 5G, la computación en la nube y la inteligencia artificial nos han ayudado a combatir el virus y a acelerar la investigación de la vacuna. Especialmente en tiempos de pandemia, la tecnología se presenta como una esperanza, gracias al teletrabajo, las videoconferencias, la educación online y mucho más.

Por su contribución a la implementación efectiva del llamado Pacto Verde Europeo, las nuevas formas digitales de vivir y trabajar también ayudan a reducir la huella de carbono, gracias al menor consumo de energía, la menor expansión urbana y una mejor gestión de las ciudades, entre otras cosas.

“A pesar de todas esas fascinantes oportunidades, la economía digital presenta también algunos desafíos”, advirtió Liang. “Cuanto más usamos una tecnología, más necesitamos normas y gobernanza. Precisamos una mejor protección de la privacidad y mecanismos de confianza transparentes y prácticos. Solo es posible crear verdadero valor empresarial a partir de los datos construyendo un sistema de gobernanza global que sea abierto, colaborativo, seguro y fiable. Así es como impulsaremos el desarrollo saludable del sector”.

Liang hizo un llamamiento a los participantes de la Web Summit para crear un ecosistema industrial basado en la colaboración abierta. Según el directivo, “nos encontramos en un punto de inflexión crítico. Las TIC y otras tecnologías se están fusionando para impulsar la digitalización industrial. Es un momento clave para desarrollar la economía digital. Las empresas deben trabajar con sus socios y clientes de distintos sectores para impulsar la innovación y crear más oportunidades. Solo un mundo totalmente conectado será capaz de gestionar la digitalización, equilibrar crecimiento económico y protección medioambiental y abordar el resto de desafíos a los que nos enfrentamos”.

El presidente de Huawei concluyó su ponencia resaltando el compromiso de Huawei con Europa: “Continuaremos trabajando con nuestros socios locales para que Europa siga teniendo éxito en la digitalización y la sostenibilidad”. Huawei trabaja en Europa desde hace 20 años, y cuenta con más de 10.000 empleados en la actualidad. La empresa ha invertido más de mil millones de USD en I+D y comparte su valor con todo el ecosistema, uniendo esfuerzos para la innovación y el desarrollo de talento con el fin de reducir los costes de la transformación digital.