La tecnología tendrá un mayor peso como herramienta operativa

  • Al día

Fujitsu innovacion tecnologia

Las empresas han tenido que replantearse, en muchos casos, sus modelos de negocio, siendo la ciberseguridad y la gestión en la nube herramientas que facilitarán la infraestructura necesaria para desarrollarlos. Del mismo modo, se revisarán herramientas de gestión existentes y se potenciarán las soluciones de ecommerce.

Recomendados: 

La tecnología digital al servicio de la calidad Leer

Domina la complejidad en el cloud Leer

Si hay algo que define el entorno actual, en el plano empresarial, es la indefinición y la incertidumbre. La crisis del Covid ha provocado un replanteamiento general de las estrategias de las empresas, y ha traído consigo la implantación y generalización de una serie de tecnologías que dan respuesta a esas nuevas necesidades. Así lo constata, Jordi Damià, profesor de estrategia en EADA Business School y CEO de Setesca, que recalca una serie de tecnologías que han cobrado un especial protagonismo y que lo continuarán teniendo a lo largo de 2021.

En primer lugar, las empresas han tenido que replantear, en muchos casos, sus modelos de negocio, “ya vimos esto el año pasado de manera forzada y rápida, pero este año las empresas adoptaran modelos de gestión empresarial mucho más basados en los objetivos a corto plazo y por lo tanto a estrategias más a corto plazo”. En caso de que la situación empeore, deben tener margen de actuación rápido para reducir costes y en caso de mejora de la situación deben poder disponer de recursos para aprovechar el “tirón” del crecimiento. Por otro lado, la toma de decisiones será más rápida y analítica. Esto impulsará organizaciones más planas, especializadas y orientadas a modelos de gestión ágil, con modelos de gestión por objetivos tipo OKR.

Así, las grandes acciones que se impulsarán son, por un lado, la internacionalización, dada la pérdida de oportunidad en el mercado español. Por otro lado, se reducirán costes y se potenciará una venta más eficaz y orientada al cliente. En este contexto, la tecnología tendrá un mayor peso como herramienta operativa.

Dos de las principales tecnologías que ayudarán a la consecución de los objetivos descritos son la ciberseguridad y la gestión en la nube, que facilitan la infraestructura necesaria para desarrollar modelos de negocio hacia los objetivos indicados. Del mismo modo, se revisarán herramientas de gestión (ERP) existentes para garantizar que el personal de las empresas desarrollen sus funciones con la máxima eficacia evitando sistemas informáticos paralelos, y las soluciones de CRM evolucionarán para mejorar su capacidad de proactividad para ofrecer al cliente aquello que le pueda interesar.

Debido al auge del comercio electrónico, habrá una potenciación de las soluciones de ecommerce en todas sus orientaciones (B2B, B2C, B2B2C). se revisarán e implementarán para garantizar que se ofrece el mejor servicio. Asimismo, la robotización tendrá un especial peso en los procesos administrativos, con el objetivo de reducir costes, y aumentará la implementación de soluciones informáticas orientadas a facilitar el teletrabajo, lo que engloba herramientas de control, de comunicaciones y de seguridad.

Por otra parte, el entorno tan incierto propiciará que se creen nuevos modelos de gestión y seguimiento de objetivos más ágiles, fáciles y enriquecedores en cuanto a la información que suministran. Esto provocará la redefinición de las soluciones de Business Intelligence hacia un modelo más siempre, tipo PowerBI.

Por último, se potenciará la implantación de soluciones integradas con grandes distribuidores (tipo Amazon o Alibabá). Esto forzará a la revisión de los procesos logísticos, comerciales y financieros.