Los CEOs miran a la tecnología como imperativo para la transformación del negocio

  • Al día

Cambio

El 40% de los CEOs señalan que el CIO constituye el impulsor clave de la estrategia empresarial dentro de la organización. Desde estrategia corporativa enfocada en tecnología, modernización y automatización, pasando por optimización y machine learning, son varias las macrotendencias que impulsarán la transformación de las empresas.

Recomendados: 

8 pasos para llevar su empresa hacia la transformación digital Leer

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer

La pandemia de la COVID-19 y sus consecuencias en la economía y las empresas han dejado muchos aprendizajes, pero tal vez el más importante en materia corporativa es el de acelerar en la verdadera transformación del negocio con la tecnología como estandarte. La duodécima edición del informe Tech Trends, elaborado por la consultora Deloitte, identifica las nueve tendencias estratégicas que proporcionarán una ventaja en medio de un escenario de incertidumbre.

Según el estudio, 7 de cada 10 ejecutivos califican el crecimiento disruptivo como fundamental para el éxito de sus compañías, pero solo el 13% confía en que su organización pueda cumplir con esa prioridad estratégica. Asimismo, el 40% de los CEOs señalan que el CIO constituye el impulsor clave de la estrategia empresarial dentro de la organización. “A medida que los altos mandos de la compañía ven a la tecnología como un imperativo para activar la oportunidad estratégica, los líderes pioneros en IT están adoptando enfoques diferentes, tecnologías y casos de negocio para revitalizar los activos fundamentales de la empresa”, sostiene Óscar Rozalén, socio de Consultoría Tecnológica de Deloitte España.

El informe identifica las principales macrotendencias que impulsarán la transformación de las empresas en los próximos años:

--Revitalización del core

La modernización del ‘core’ del negocio es sobre todo un proceso de grandes costes, pero en un escenario de alta volatilidad y de incertidumbre, estas inversiones deben asumirse con cautela e inteligencia. Ante este panorama, es más importante que nunca fortalecer la esencia del negocio y adaptarla para que asimile las nuevas capas de transformación digital. Por ejemplo, sobre la reingeniería de procesos, se puede abrir la vista a la posibilidad de utilizar plataformas de terceros que ofrezcan modernización e innovación con un sano equilibrio frente a la inversión.

--MLOps: Inteligencia artificial industrializada

De la Inteligencia Artificial se debe pasar a los procesos de MLops que implican la aplicación de enfoques de la metodología DevOps dentro de los procesos de la organización, lo que puede fomentar la experimentación y la automatización inteligente dentro de las compañías. La sofisticación del Machine Learning genera ventajas competitivas para las empresas, pues revela eficiencias, hace predicciones sobre procesos operativos y, en consecuencia, mejora el desempeño de la compañía.

--Revolución del dato

Durante los últimos años, los principales desarrolladores de IA se han dado cuenta de que la infraestructura y los modelos creados hasta ahora tienen como objetivo dotar de herramientas a los humanos para tomar mejores decisiones. Pero la tendencia más reciente apunta a que se deben crear tecnologías de extremo a extremo en las que solo intervengan las máquinas. Esto implica una revolución en la forma de pensar el MLops y su implementación en las empresas, ya que generará procesos en los que son solo las máquinas las que escalan las decisiones, las toman en tiempo real e identifican posibilidades de mejora.

--Confianza Cero

El inesperado impulso que han tenido los dispositivos inteligentes en los últimos años, la adopción del 5G en nuestra vida cotidiana, la implementación del Edge Computing en las empresas y la expansión de las tecnologías como el Machine Learning y la IA, abren posibilidad de negocio, y al mismo tiempo un sinfín de riesgos de seguridad. Esto ha derivado en la necesidad de innovar en materia de ciberseguridad, con modelos como los de Confianza Cero, donde las solicitudes de acceso se validan desde todos los puntos de datos, incluyendo la identidad del usuario, el código del dispositivo, su ubicación y muchas más variables.

--Replantear el lugar de trabajo digital

Optimizar la productividad individual y de los equipos en un entorno mayoritariamente digital es un reto sin precedentes. Las organizaciones están optando por nuevas estrategias para crear una experiencia diferencial y potenciar el compromiso dentro de la compañía. La oficina como la conocemos dará el paso a los centros de colaboración, donde las reuniones se harán para innovar y mejorar la experiencia de los empleados.

--Tecnología y estrategia

La distinción entre estrategia corporativa y estrategia tecnológica es cada vez menor, se necesitan la una a la otra para generar una ventaja competitiva real en las empresas. Sin embargo, un escenario tan cambiante como el actual y un abanico de oportunidades tecnológicas casi ilimitado hacen que los directivos necesiten ayuda. En este caso, los sistemas de monitorización, análisis avanzado con automatización, machine learning e inteligencia artificial entran en escena y son aliados en el momento de identificar tendencias de negocio que clarifiquen el mapa de oportunidades y lo decanten por las más eficientes para cada industria.

--Cadena de suministro, desencadenada

La idea tradicional de las cadenas de valor está cambiando, la obligada digitalización a la que se han visto sometidas algunas industrias como resultado de la crisis provocada por la COVID-19 ha abierto un escenario novedoso para entender los procesos de costes durante la producción en las empresas. Desde Deloitte ven cómo el centro de costes (generado dentro de una cadena de valor) se puede convertir en un impulsor de valor añadido.

--Lo digital se une a lo físico

En 2020 la virtualización de la cotidianidad fue evidente. En los próximos 18 a 24 meses, las tendencias apuntan a borrar la línea divisoria entre las experiencias virtuales y presenciales, para dar paso a una integración de las mismas, que deberá configurar el diseño de los productos y los servicios, un traje hecho a medida del consumidor.

--Tecnología DEI: Herramientas para la igualdad

Dentro de los estándares de sostenibilidad, los componentes de equidad, diversidad e inclusión despuntan con fuerza. Sin embargo, las tendencias apuntan al fortalecimiento de estas dimensiones en la empresa, pero con ayuda de la tecnología. La analítica de datos, la automatización y la implementación de la inteligencia artificial en las empresas entrarán a jugar un papel clave dentro de la medición de estos intangibles.