Casi la mitad de la población española carece de competencias digitales básicas

  • Al día

Educacion_formacion_TI

La proporción de personas graduadas en carreras TIC solo representa un 4% del total de graduados, y la de especialistas en TIC en el empleo total es del 3,2%. Para AMETIC, apostar por una formación de calidad en competencias digitales es, sin duda, uno de los ejes de transformación que mayor cobra mayor relevancia en el contexto actual.

Recomendados: 

Transformando España. Nuevos impulsos para la evolución de la administración digital Webinar

La tecnología digital al servicio de la calidad Leer

La transformación tecnológica del sector de la construcción Leer 

La transformación digital del país es uno de los principales objetivos marcados para los próximos cinco años. La digitalización no es un fenómeno nuevo, ni una prioridad reciente en la agenda política, pero la crisis producida por la pandemia ha acelerado ese proceso y ha puesto de manifiesto la necesidad de trazar, con urgencia, un roadmap de digitalización que pueda dar respuesta a los desafíos económicos y sociales en los que estamos inmersos.

La falta de equipamientos y la baja capacitación digital de buena parte de la población ha acentuado la brecha digital en todos los niveles de la sociedad, con una mayor incidencia en las poblaciones más desfavorecidas y en aquellos sectores que se han visto más afectados en su actividad: Educación y Pymes. Consciente de ello, la patronal AMETIC ha presentado un Libro Blanco para el Desarrollo de Competencias Digitales, con el objetivo desarrollar y de complementar el Plan Nacional de Competencias Digitales presentado por el Gobierno en enero.

El Libro Blanco propone una hoja de ruta para la formación en habilidades digitales, la digitalización de las empresas, las Administraciones Públicas, las Pymes, los jóvenes, los docentes y la ciudadanía para dar respuesta a los desafíos económicos y sociales actuales. Se ha elaborado una propuesta que establece los ejes, las líneas de actuación y las medidas a llevar a cabo a través de 10 líneas de Trabajo:

-- Refuerzo de las competencias para el personal docente en la era digital

-- Capacidades para directivo en el entorno digital

-- Competencias digitales para Pymes

-- Ciudadanía digital. Alfabetización digital para colectivos vulnerables

-- Desarrollo de capacidades digitales en jóvenes

-- Desarrollo de capacidades digitales para la administración pública

-- Desarrollo de Tech y Data en las organizaciones

-- Modelo de emprendimiento, incubación y aceleración digital

-- Desarrollo del Centro de Certificación profesiones digitales

-- Observatorio del talento digital y portal de comunicación

Cada una de las líneas del trabajo está orientada a dotar y reforzar las capacidades digitales de la población española en su conjunto y de los diferentes sectores de la sociedad, diferenciando estrategias, a través de programas de formación orientadas al desarrollo y adquisición de capacidades digitales de tipo hard skills y soft skills.

Pedro Mier, presidente de AMETIC, recuerda que “la recuperación económica debe apoyarse en la digitalización, la sostenibilidad y en la necesaria reconversión de los sectores tractores de la economía. Para ello, es imprescindible la formación en habilidades digitales de todos los colectivos, éste es uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos en el sector y al que todos juntos debemos dar respuesta y el Libro Blanco para el Desarrollo de Competencias Digitales que hoy presentamos recoge las medidas que creemos necesarias desde la óptica de la Industria Digital y del sector de escuelas de formación especializadas y asociadas a AMETIC”.

Teniendo en cuenta los indicadores de capital humano de 2019, España se sitúa por debajo de la media de la UE, casi la mitad de la población española carece de competencias digitales básicas y un 8% nunca ha utilizado internet. En cuanto a niveles de competencia básica, el 43% de las personas entre 16 y 74 años carecen de competencias digitales básicas, mientras que la proporción de personas graduadas en carreras TIC solo representa un 4% del total de graduados, y la de especialistas en TIC en el empleo total es del 3,2%, y solo el 1% del empleo femenino está relacionado con la participación de las mujeres en TIC.