El 56% de los empleados considera que las empresas deben renovar los equipos informáticos

  • Al día

Asus portatil teletrabajo

Dos tercios de los empleados trabajan en empresas que no estaban adaptadas al teletrabajo, al menos en lo que a equipos se refiere. El 65% de los trabajadores cree necesario mejorar el rendimiento de su equipo ideal para teletrabajar, siendo la velocidad uno de los problemas a los que más se enfrentan.

Recomendados: 

Conectando y entendiendo a la empresa sin fronteras Webinar

Mejorando la experiencia del trabajador remoto Webinar 

Tras más de un año de confinamiento y con el fin de las vacaciones, la modalidad del teletrabajo se ha convertido ya en la nueva normalidad en la vuelta a la rutina de muchas personas. De hecho, el 70% de los trabajadores prefiere realizar su trabajo de forma remota que acudir de forma presencial a las oficinas. Sin embargo, para poderlo hacer con éxito y de forma eficaz, el 65% cree necesario mejorar el rendimiento de su equipo ideal para poder teletrabajar, según revela una encuesta elaborada por ASUS y el Instituto de Investigaciones de Mercado y Marketing Estratégico Ikerfel.

Los empleados son cada vez más exigentes a la hora de desempeñar sus funciones a remoto, sobre todo por haberlo hecho de forma tan inesperada. Esto se ve reflejado en el 56% de los empleados que considera que, para adaptarse al nuevo modelo laboral con éxito, las empresas deben de renovar los equipos informáticos actuales.

Es indispensable que las organizaciones pongan a disposición de su plantilla la equipación necesaria para poder trabajar de forma eficiente en remoto. En este sentido, el 57% de los teletrabajadores recibieron un portátil completamente nuevo para teletrabajar, aunque 4 de cada 10 disponían ya de portátiles para poder realizar su trabajo. Sin embargo, entre las empresas que a priori disponían de ordenadores portátiles para que sus empleados pudieran teletrabajar, en uno de cada cuatro tuvieron que implementar mejoras en los equipos incluyendo o cambiando algún elemento para hacerlos aptos.

En total, sumando el porcentaje de teletrabajadores cuyas empresas tuvieron que comprar equipos nuevos y a quienes les dieron equipos ya disponibles, pero hubo que hacerles mejoras, da como resultado que dos tercios de los empleados trabajan en empresas que no estaban adaptadas al teletrabajo, al menos en lo que a equipos se refiere.

Los empleados tienen cada vez más claro sus preferencias y sus necesidades para trabajar. A pesar de ello, uno de cada cuatro trabajadores tiene o ha tenido problemas físicos mientras teletrabajaba. La velocidad de los equipos informáticos es uno de los problemas a los que más se enfrentan, con un impacto notable en alrededor de una de cada cuatro personas.

Por otra parte, existe una cierta preferencia repartida prácticamente a partes iguales entre quienes se decantan por el ordenador portátil y quienes lo hacen por un equipo de sobremesa, aunque la balanza se inclina ligeramente hacia el portátil (54%). En este sentido, 9 de cada 10 considera que las ventajas del portátil están relacionadas con la libertad para trabajar desde cualquier ubicación y ocho de cada diez lo relacionan con la facilidad para el transporte del equipo.