La digitalización del cliente está impulsando la transformación del sector turístico

  • Al día

hoteles

El 78% de las reservas de turistas ya se realizan por internet, lo que ha generado que sus expectativas de recibir un servicio sin fisuras hayan aumentado. Asegurar una conectividad de calidad y la disponibilidad digital de los servicios es fundamental para dar el salto de calidad que necesita el sector.

Recomendados: 

Tendencias Tecnológicas Digitales 2022 Informe

Principales predicciones de transformación digital  Leer

Varios: informes de tendencias tecnológicas para la empresa y sociedad digital Ver

La digitalización es ya una necesidad y no una opción en prácticamente la totalidad de los sectores, y el turístico no puede ser menos. Con un perfil de cliente prácticamente digital y que demanda soluciones adaptadas, el turismo tiene por delante una serie de oportunidades y de retos que debe abordar. Conscientes de la importancia de este sector en nuestro país, Interxion y DE-CIX han organizado una mesa debate junto a un grupo representativo de empresas del sector en el que se ha analizado el estado actual del mismo en materia tecnológica y digital, además de establecer los retos que debe abordar el turismo en los próximos años.

Garantizar la conectividad y personalizar la experiencia del cliente

La conectividad se ha posicionado como el factor más importante para que las empresas de viajes y turismo se digitalicen por completo. Este hecho ha adquirido tal importancia que está influyendo a la hora de diseñar una estrategia cloud, pues influye en gran medida cuándo consumen los clientes los servicios en sus dispositivos, ya que quieren acceder a ellos en cualquier momento y desde cualquier lugar.

Hace algunos años el acceso a internet en los hoteles se concebía como un servicio diferenciador, pero para los clientes actualmente es una exigencia por defecto, pues ahora cuentan con múltiples dispositivos y esperan tener la misma calidad de conectividad que en su hogar. En el caso contrario, su valoración global de la estancia se verá afectada negativamente.

El usuario demanda que se le ofrezca una experiencia de calidad a través de sus propios dispositivos, por lo que una baja latencia y una alta disponibilidad de todos los servicios digitales son claves para poder ofrecer la mejor experiencia posible. Por ello, las empresas del sector deben trabajar para ofrecer un servicio integral, junto con un mayor grado de personalización.

Por ejemplo, si un usuario se aloja en un hotel y ha reservado una actividad en el complejo, espera tener todo listo al llegar sin que sean necesarios procesos manuales internos que ralenticen la disponibilidad o preparación del servicio.

El usuario actual no quiere esperar a realizar una reserva, que los tiempos de espera sean largos o que las opciones de una interfaz no satisfagan sus necesidades. Lo que busca es moverse indistintamente por los diferentes canales, ya sean físicos o digitales, quiere tener el control sobre todo lo que decide y por supuesto reclama inmediatez, lo que supone modernizar toda la estructura tecnológica para dar respuesta a estas demandas.

Poner en valor la tecnología ante el negocio, flexibilizar la estructura de costes de la infraestructura tecnológica y asegurar el talento disponible para optimizar al máximo sus capacidades propias, son otras de las claves a las que se enfrenta el sector del turismo para poder dar respuesta a la demanda actual, principalmente en lo que se refiere a capacidad tecnológica y digitalización de servicios. Y es que la clara digitalización del cliente del sector turístico es la palanca que está impulsando la transformación del sector y el camino que debe seguir para no quedarse atrás y seguir ofreciendo un servicio integral y personalizado al usuario.