Las organizaciones seguirán confiando en las tecnologías emergentes

  • Al día

tendencia tecnología empresa

Una mayor sofisticación de las bases de datos en la nube, el impulso de arquitecturas sin la necesidad de tener que administrar infraestructuras y una mayor adopción del edge computing, permitirán a las empresas optimizar sus procesos y ser más competitivas en 2023. Se espera que los departamentos de TI desempeñen un papel más amplio y consultivo.

  Recomendados....

» El CIO estratégico vincula la optimización de costes a los resultados de negocio (Gartner) Informe
» Plataformas de comunicaciones empresariales bajo suscripción, ¿por qué? Documento
» Headless CMS, un abanico de oportunidades en los proyectos empresariales
Leer

Durante el último año, muchas empresas han ralentizado su crecimiento o dejado de contratar, incluso algunas han recortado personal y otras han buscado la consolidación de tecnologías para reducir el gasto. Sin embargo, a pesar de los retos económicos, las organizaciones seguirán confiando en las tecnologías emergentes para mejorar la experiencia del cliente, aumentar la agilidad empresarial y reducir el gasto administrativo.

Bajo este contexto, los expertos de Couchbase señalan que cada vez más compañías sacarán provecho de las bases de datos en la nube, del Edge Computing o de las arquitecturas sin servidor en 2023 para posicionarse con éxito en un mercado cada vez más competitivo. Así, la tecnológica ha esbozado cinco predicciones para 2023 y de cara al futuro.

1.Las bases de datos en la nube alcanzarán nuevos niveles de sofisticación

La implementación de una base de datos potente en la nube se posiciona como una de las vías óptimas para modernizar el stack tecnológico, garantizar que las aplicaciones se ejecuten sin retrasos y ofrecer una experiencia superior de interacción entre usuarios y plataformas. En este sentido, se está produciendo una tendencia masiva hacia el uso de bases de datos en la nube para gestionar la capa acceso a los datos.

Además, durante el próximo año, también asistiremos a un incremento de la descentralización de los datos a medida para ofrecer una disponibilidad más rápida y fiable, así como a la aparición de bases de datos asistidas por IA para permitir a los equipos hacer más con menos. La proliferación de datos no hará más que continuar, lo que convierte a las bases de datos asistidas por IA en una estrategia fundamental para hacer que el ciclo de vida de los datos sea más eficiente desde el punto de vista operativo para las empresas.

2. Las arquitecturas sin servidor seguirán tomando impulso

La aparición de tecnologías sin servidor, donde la administración de las infraestructuras ya viene de serie, ha transformado la forma en que se crean las aplicaciones y el software. Por ello, en 2023, la arquitectura sin servidor seguirá experimentando una fuerte adopción en todo el stack, paralelamente a cómo se ha acelerado la adopción de las ofertas de computación sin servidor a través de varios proveedores de nube.

Esta tendencia continuará debido a la disponibilidad y adopción de niveles de datos sin servidor por parte de los principales proveedores de datos, a las plataformas de computación sin servidor que aprovechan las latencias de ms de 5G/6G y a las optimizaciones de IA que facilitarán un Cloud Continuum a través de ubicaciones multi-nube y de borde.

3. El Edge Computing será tan rápido y personalizado como las interacciones en persona

El Edge Computing, que antes suponía una gran complejidad operativa, se está acelerando gracias a un acceso más fácil y una mayor disponibilidad de soluciones de pago por uso de proveedores de servicios en la nube. Las empresas están obteniendo un gran valor del Edge Computing gracias a opciones como poder de seleccionar ubicaciones de borde, lo que les está permitiendo alcanzar nuevos niveles de disponibilidad y velocidad garantizada a través de una distancia reducida entre puntos de interacción. En 2023, veremos cómo cada vez más empresas adoptan la computación de borde por razones operativas para garantizar que los negocios se mantengan en funcionamiento y sean rápidos en todas las ubicaciones.

4. La eficiencia de costes se incorporará oficialmente al stack tecnológico

Cada vez veremos a más proveedores incorporar la eficiencia de costes a sus soluciones como forma de ofrecer una ventaja competitiva. Este cambio hará que más proveedores se aseguren de que sus ofertas optimizan los costes para los clientes al tiempo que permiten aumentar la productividad. Los proveedores de tecnología que sean capaces de entender los cambios repentinos del mercado y sigan proporcionando soluciones innovadoras, pero que ahorren costes, saldrán ganando.

Por ejemplo, cada vez son más las organizaciones que dejan de contar con varias tecnologías de bases de datos que cubren diferentes funcionalidades de la empresa y, en cambio, consideran una única base de datos que sea eficiente, capaz de escalar y de ser utilizada en toda la organización. Los proveedores de bases de datos que soportan una variedad de verticales y casos de uso y reducen el coste de hacer negocios verán una mayor demanda.

5. El papel de las TI se redefinirá para satisfacer las necesidades de la transformación digital

Los días en que los equipos de TI se centraban únicamente en suministrar y gestionar la infraestructura de TI han pasado a la historia. Se espera que los departamentos de tecnología desempeñen un papel más amplio y consultivo a la hora de comprender las necesidades empresariales y abordarlas con soluciones tecnológicas. Este cambio modifica la necesidad de competencias esenciales en los equipos de TI.

También veremos cómo se exige a los profesionales de TI que eduquen a otras áreas de la empresa. Además de las habilidades necesarias para una consultoría eficaz, los equipos de TI también deben actuar sobre la inteligencia de todos los datos que las empresas recopilan y generan.