La nube y la analítica de datos estarán cada vez más presentes en 2023

  • Al día

Fujitsu innovacion tecnologia

Las compañías continúan invirtiendo en tecnologías de digitalización para sus rutinas, procesos y modelos de negocio. Gran parte de la inversión se destina al desarrollo de aplicaciones en la nube y a tecnologías de observabilidad para conocer qué está sucediendo en dichas aplicaciones, así como a minería de procesos y a operaciones inteligentes.

  Recomendados....

» ¿Qué tendencias tecnológicas marcarán este año 2023? Ver
» Customer Data Platform: datos unificados y experiencia mejorada Leer
» Formas prácticas de optimizar costes IT en el gasto cloud Guía
» Sistemas de comunicaciones unificadas para el éxito Informe

En los últimos años, empresas de todos los tamaños han dado el paso definitivo hacia la transformación digital de sus negocios. Las tecnologías han demostrado aportar importantes beneficios a las empresas en términos de reducción de costes, capacidad de adaptación a los cambios, mejora de los procesos y la eficiencia. Es por esto que, en los próximos años seguiremos viendo cómo las compañías continúan invirtiendo en tecnologías de digitalización para sus rutinas, procesos y modelos de negocio.

Según Gartner, la inversión que se realizará en IT este año superará los 4,6 miles de millones en todo el mundo, es decir, un 5,1% más respecto al ejercicio anterior. En España, el gasto tecnológico empresarial alcanzará los 53.500 millones de euros en 2023, un aumento del 3,4% respecto al año anterior, según datos de IDC. En este sentido, Entelgy señala cuáles son las tecnologías más punteras en las que las empresas deberán poner el foco de su inversión para conseguir mejorar la agilidad y la eficiencia de su compañía:

--Desarrollos full cloud

Una parte importante de la inversión tecnológica de las empresas se destina al desarrollo de las aplicaciones en la nube. Concretamente, IDC estima que a finales de 2022 se alcanzó una inversión de 2.875 millones de euros en esta tecnología y para 2025 la cifra se elevará hasta los 5.143 millones de euros, un crecimiento anual del 21,9%.

En este terreno los grandes hiperescaladores han llevado la virtualización y el modelo de infraestructura de sistemas aún más lejos. La infraestructura ha pasado a ser casi irrelevante, ya que el desarrollo por reutilización de componentes sobre plataformas cloud ha cambiado completamente el modelo, tanto para la refactorización de aplicaciones “legacy”, como para el desarrollo “full cloud” de lo nuevo.

--Observabilidad para aplicaciones en la nube

Cada vez son más las organizaciones que trasladan el desarrollo de aplicaciones software a la nube y esto da como resultado una mayor complejidad, así como un mayor número de errores inesperados difíciles de investigar y resolver. Las tecnologías de observabilidad permiten conocer qué está sucediendo en las aplicaciones en la nube a través de métricas, registros y seguimiento que analizan en tiempo real. De esta manera no solo se detectan los problemas antes de que ocurran, sino que se consigue identificar las razones y proponer posibles soluciones.

--Minería de procesos

Muchas empresas al comenzar su transformación digital dedican sus esfuerzos simplemente a hacer digitales aquellos procesos que ya existían. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones se trata de procesos ineficientes qué pueden estar suponiendo un obstáculo para la organización, por lo que la mera digitalización de procesos no consigue generar los beneficios esperados en términos de eficiencia y ahorro de costes.

La minería de procesos es una tecnología capaz de analizar todas las variantes que forman parte de los procesos de un negocio recopilando toda la información existente para identificar, con todo detalle, cómo se están desarrollando estos procesos, cuáles están resultando ineficientes y qué está suponiendo un obstáculo para la organización. Es una tecnología muy útil, por ejemplo, a la hora de agilizar las tareas de producción automatizada, pues trabaja con Machine learning e Inteligencia artificial para identificar cual es la forma más eficiente de mejorar la ejecución de un proceso.

--Operaciones inteligentes para la toma de decisiones

El proceso de digitalización empresarial genera una gran cantidad de datos, que si son correctamente analizados pueden convertirse en información muy valiosa que la empresa puede utilizar en su beneficio. Con el correcto procesamiento de estos datos podemos conseguir que la compañía funcione mediante operaciones inteligentes, simplificando y optimizando los procesos.

Operaciones Inteligentes son aquellas que utilizan el valor de los estos datos para optimizar la toma de decisiones en tiempo real, la experiencia de cliente y conseguir mejores resultados para el negocio. Se trata de tomar decisiones de negocio en base a información real que podemos recopilar y analizar, dejando menos lugar a la improvisación y a la intuición.

 “Se trata de tendencias que ya hemos estado viendo durante este 2022, pero que comenzarán a hacerse cada vez más comunes, pues son cada vez más necesarias y estarán cada vez más presentes en 2023. Estamos en un punto en el que el sector de la tecnología quiere llevar la transformación digital un paso más allá, es decir, no sólo implantar tecnologías que digitalicen los negocios, sino aprovechar el potencial y los datos que nos brindan para ser más eficientes, predecir, evitar y solucionar errores, e incluso en los niveles más desarrollados, en la toma de decisiones”, señalan desde Entelgy.