Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El 88% de las organizaciones en EMEA ya aprovecha los entornos multi-cloud

  • Cloud

f5 genérica 4

El 27% afirma que a finales de este año tendrán más de la mitad de sus aplicaciones en la nube. El mayor reto en la gestión de aplicaciones en entornos multi-cloud para las empresas europeas es el cumplimiento normativo, junto con la aplicación de políticas de seguridad consistentes y la protección contra amenazas emergentes.

Las empresas de EMEA están liderando la adopción de entornos multi-cloud. Así lo indica la sexta edición del informe anual el Estado de los Servicios de Aplicación (SOAS) de F5 Networks, que señala que el 88% de las organizaciones en EMEA afirman estar ya sacando partido a los entornos multi-cloud, frente al 87% de las empresas del continente americano y al 86% de la región APCJ. Asimismo, el 27% de las empresas de EMEA dicenque a finales de este año tendrán más de la mitad de sus aplicaciones en la nube.

Recomendados: 

WEBINAR >> Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Registro 

WEBINAR >> Autenticación y gestión de identidades, el nuevo perímetro de seguridad Registro

A la hora de mover sus aplicaciones a la nube, las empresas de EMEA son las más dispuestas a adoptar un modelo caso-a-caso (43%) en vez de uno genérico. Asimismo, el 70% considera que es muy importante poder implementar las mismas políticas de seguridad tanto on-premise como en la nube.

El informe señala que el mayor reto en la gestión de aplicaciones en entornos multi-cloud para las empresas europeas es el cumplimiento normativo (33%), algo que no es extraño debido a la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos (GDPR). También les preocupa la aplicación de políticas de seguridad consistentes en todas las aplicaciones (30%), la protección contra amenazas emergentes (28%) y la migración de aplicaciones entre nubes y centros de datos (28%).

La aplicación de políticas de seguridad consistentes en todos los entornos se muestra algo complicado de alcanzar debido a la gran diversidad de arquitecturas existentes. Así, el 34% de las aplicaciones se mueve en una arquitectura cliente-servidor, un 26% son aplicaciones web, las nuevas arquitecturas móviles representan el 14%, los microservicios y aplicaciones nativas cloud un 15% y los entornos mainframe aún representan el 11%.

“Lograr una arquitectura única de aplicación o un entorno de infraestructura uniforme es una quimera para la mayoría de las organizaciones. Por ello, resulta imprescindible contar con servicios de aplicaciones capaces de abarcar múltiples arquitecturas y múltiples infraestructuras. Esto garantizará un rendimiento, seguridad y operatividad consistente y rentable para todas las aplicaciones", señala Brett Ley, Senior EMEA Cloud Director en F5 Networks.

Cuando se trata de seguridad, solo un 15% piensa que será capaz de resistir un ataque dirigido la capa de aplicación en la nube pública. Este porcentaje sube al 30% si hablamos de entornos on-premise. Asimismo, un 66% de los encuestados europeos afirman estar sufriendo una escasez de profesionales especializados en seguridad cloud.

Finalmente, los profesionales especializados en DevOps que participaron en la encuesta resaltaron también el déficit de talento relacionado con la automatización de la infraestructura de red que sufre todo el sector. Más de un tercio (34%) mencionan la "falta de habilidades" como el principal desafío en la automatización de las redes.

Respecto a los profesionales especializados en DevOps, el informe indica que son los más proclives al uso de tecnologías de contenedor para los servicios de aplicación (25%) que el resto de los profesionales de TI (16%). Tanto profesionales DevOps como el resto coinciden en que los servicios de protección DDoS y protección frente a botnets para la implementación en entornos on-premise y la malla de servicios para la gestión de aplicaciones en entornos de nube pública serán estratégicos durante 2020.

El informe de F5 también preguntó a los encuestados que disponían de firewalls de aplicaciones web (WAF) implementados cómo era el proceso de decisión en la protección de las aplicaciones. Así, para el 30% de los profesionales DevOps, el factor determinante es el grado de criticidad de los datos de la aplicación. Un 23% responde que las decisiones se toman de acuerdo al criterio de un equipo de seguridad centralizado y para un 18% el factor clave es el tipo de usuario (interno o externo) de la aplicación. Para los profesionales que no pertenecen a equipos DevOps, el principal factor es el compliance (28%), seguido de la sensibilidad de los datos (27%). Todos coinciden en que la seguridad es el elemento más relevante a la hora de implementar una aplicación, pero para los DevOps es más importante la disponibilidad (25% frente al 21%) y el rendimiento (10% frente al 8%) que para el resto.