El 41% de las compañías ha apostado por una política 'cloud-first'

  • Cloud

cloud - hitos

El 90% de las empresas afirma haber aumentado el uso de las tecnologías cloud como consecuencia de la pandemia. Los evangelizadores de la nube, es decir, aquellas organizaciones que tienen una alta adopción de la nube tanto para las aplicaciones/procesos empresariales como para los controles de seguridad, ya representan el 22% del total.

Recomendados: 

Cloud: en busca de la agilidad Encuesta

Mejorando la experiencia del trabajador remoto Leer

La nube se está imponiendo en los planes estratégicos de las compañías, no sólo a la hora de almacenar datos, desarrollar nuevos productos o servicios o implementar estrategias basadas en ella, sino también con el objetivo de que estén más protegidas. Tal y como apunta el informe “Beyond Cloud Adoption: How to Embrace the Cloud for Security and Business Benefits” elaborado por Devo, el 90% de las empresas afirma haber aumentado el uso de las tecnologías cloud como consecuencia de la pandemia mundial.

El 41% de las compañías ha apostado por una política ‘cloud-first’, introduciendo nuevas aplicaciones en las que se utilizan servicios cloud por defecto, mientras que solo el 14% mantiene una política en la que las nuevas aplicaciones utilizan tecnologías on-premises.

El informe también afirma que las tecnologías de seguridad siguen un patrón similar al de la adopción de la nube, migrando sus datos a alternativas basadas en ella y en SaaS. Así, el 39% de las organizaciones ha puesto en marcha estrategias en las que dan prioridad a la nube a la hora de seleccionar e implantar nuevas tecnologías de seguridad, mientras que el 16% mantiene su preferencia por una tecnología de seguridad desplegada en entornos locales. En este sentido, el 43% de las empresas afirma que al menos la mitad de sus herramientas y controles de seguridad están ahora en la nube, un porcentaje que aumenta al 56% entre aquéllos que creen que será así en 2023.

A la hora de desarrollar estrategias en la nube, Devo clasifica a las organizaciones según el uso y la importancia que le dan a aquélla. De esta manera, están los “antagonistas de la nube”, que representan a casi 2 de cada 3 compañías en la actualidad y son aquellas que no están adoptando de forma masiva la nube ni para las aplicaciones y las cargas de trabajo empresariales ni para los controles de seguridad basados en ella.

Los “adoptantes de la nube” (11%), son aquellas que están “adoptando” la nube para aplicaciones y procesos empresariales, pero que no son tan agresivas a la hora de implementar controles de seguridad basados en ella, mientras que los “evangelizadores de la nube” (22%) son aquellas organizaciones que tienen una alta adopción de la nube tanto para las aplicaciones/procesos empresariales como para los controles de seguridad. Por su parte, los “experimentadores de la nube” (3%) son las compañías que están adoptando controles de seguridad basados en la nube, pero no son tan agresivas en la adopción de la nube para las aplicaciones/procesos de la empresa.