La pandemia ha acelerado los proyectos cloud de las administraciones públicas

  • Cloud

Gobierno congreso

Las soluciones cloud están directamente relacionadas con ahorro, seguridad, simplicidad y libertad de elección, que son los pilares por los que debe apostar la Administración Pública si decide situar al ciudadano en el centro de su estrategia. Organismos como la Universidad Pública de Navarra o el Ayuntamiento de Las Rozas han apostado por la nube.

Recomendados: 

Cloud: en busca de la agilidad Encuesta

Mejorando la experiencia del trabajador remoto Leer

La pandemia ha acelerado los proyectos que muchas empresas mantenían sin ejecutar y que se volvieron imprescindibles y el Sector Público no ha sido una excepción, sobre todo aquellas administraciones que se vieron obligadas a mantener sus actividades críticas. Gracias a la tecnología, entidades de ámbito local, regional y nacional superaron las dificultades asociadas a la escasez de talento disponible en el mercado, la regulación, las complejidades de la contratación y la falta de agilidad asociada a entornos IT tradicionales de la que adolecen todas las administraciones públicas europeas.

Para Iván Menéndez, country manager de Nutanix Iberia, “La Administración Pública no ha permanecido ajena a esta acuciante situación, que llevó a las más altas instituciones a nivel nacional a apostar por proyectos que permanecían en fases de análisis desde hacía años, como proyectos de virtualización de escritorio (VDI), que hicieron posible que los funcionarios trabajaran desde sus casas en cuestión de días”.

Por subsectores, las instituciones educativas se han enfrentado tradicionalmente a la necesidad de digitalizarse con unos departamentos de TI muy reducidos. A esto se une el problema de la estacionalidad y el reto de mantener operativo el sistema educativo a distancia, de modo que cualquier estudiante pueda seguir las clases y acceder a los materiales académicos desde cualquier ubicación. En este sentido, la Universidad Pública de Navarra (UPNA), Mondragón Unibertsitatea y la Universidad Católica de Murcia (UCAM) son ejemplos de cómo se puede mejorar la gestión de TI y hacer posible la formación online en un tiempo en el que la presencia física en las aulas se hizo inviable.

La pandemia también llevó a los sistemas sanitarios de todo el mundo al límite. La tecnología se ha convertido en la gran aliada de hospitales y centros de salud para combatir una situación sin precedentes. El cambio de patrones en la atención primaria, la movilidad de los empleados y la necesidad de desplegar una atención personalizada del paciente han llevado al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) y al Sistema Andaluz de Salud (SAS) a apostar por la nube de Nutanix.

A nivel de la administración local, la mayoría de los ayuntamientos no disponen de un gran departamento de TI con el que transformar su servicio al ciudadano en la era digital. Algunos de ellos, como el Ayuntamiento de Las Rozas (Madrid), han hallado en la tecnología cloud la solución para que tres o cuatro profesionales puedan gestionar la infraestructura de uno de los consistorios que gestiona mayor presupuesto de toda España.

En cuanto a la Administración General del Estado, vimos cómo, en pleno confinamiento, el Ministerio de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones tuvo que poner a marchas forzadas a teletrabajar a más de 5.000 funcionarios (a través de la Gerencia de Informática de la Seguridad Social, GISS) para que, entre otras cosas, la gestión de los ERTE no se viera afectada.