Para 8 de cada 10 compañías de canal las perspectivas para 2022 son positivas

  • Distribución

generica distribucion canal

Los partners son optimistas respecto a la búsqueda de nuevos segmentos de clientes en 2022. Eso significa que van a aumentar sus esfuerzos de ventas y marketing, a mover su negocio a nuevas áreas, especialmente servicios de consultoría, y tomarse más en serio la Internet de las cosas, la inteligencia artificial y otras oportunidades tecnológicas emergentes.

Recomendados: 

La actualidad de los Fondos Next Generation EU y las oportunidades para el canal TI Webinar

Mejorando la experiencia del trabajador remoto Webinar

Las empresas en el negocio de la tecnología y los profesionales de la tecnología de la información (TI) son optimistas al pensar que el nuevo año traerá un retorno al crecimiento y nuevas innovaciones estratégicas, según un nuevo informe publicado por CompTIA. El "IT Industry Outlook 2022" de CompTIA encuentra a una industria y a una fuerza laboral ansiosas de pasar de casi dos años manteniendo a flote los negocios a volver a la mentalidad que existía antes de la pandemia. De hecho, para casi 8 de cada 10 compañías de canal las perspectivas de su empresa para 2022 son positivas. Ese optimismo es igualado por los profesionales de TI, con casi el 80% sintiendo lo mismo.

"2022 se perfila como un año no solo de recuperación, sino de aceleración e innovación", señala Seth Robinson, director senior de análisis de tecnología de CompTIA. "Estamos viendo señales de esto en los presupuestos de TI, en las iniciativas que las empresas están planeando y en las habilidades que los empresarios buscan agregar".

Carolyn April, directora senior de análisis de la industria de CompTIA, añade que "las compañías del canal de TI que simplemente habían estado tratando de aferrarse a los clientes existentes, son optimistas en la búsqueda de nuevos segmentos de clientes en 2022. Eso significa que van a aumentar los esfuerzos de ventas y marketing, a mover su negocio a nuevas áreas, especialmente servicios de consultoría, y a tomarse más en serio las Internet de las cosas, la inteligencia artificial y otras oportunidades tecnológicas emergentes. También significa que esperan que los clientes reanuden sus inversiones en tecnología".

El informe incluye 10 tendencias que probablemente darán forma a la TI, a la fuerza laboral y a los modelos de negocio en el nuevo año:

--El lugar de trabajo ya no se puede definir fácilmente: la definición de un lugar de trabajo ha cambiado, y probablemente para siempre. El rápido paso del trabajo tradicional basado en la oficina al trabajo en el hogar a tiempo completo ha expuesto las ventajas y desventajas que las empresas deberán equilibrar en el próximo año. "Las empresas definitivamente están buscando contratar, pero ¿pueden encontrar personas?", apunta Robinson. "¿Fuerza laboral remota o de vuelta a la oficina? Encontrar talento realmente va a contribuir a este tira y afloja".

--Así como muchos trabajadores descubrieron que podrían ser efectivos en sus trabajos diarios sentados en casa, muchos también descubrieron que los viajes de negocios tampoco podrían ser tan esenciales, al menos no en su forma y frecuencia pasadas.

--El impacto de la regulación va más allá de las nuevas leyes: "Techlash" se ha desvanecido como una palabra de moda, pero el sentimiento sigue siendo real. En todo el espectro político, los consumidores y clientes continúan teniendo preocupaciones sobre el poder de mercado de los gigantes tecnológicos y la forma en que se manejan los datos.

--Los presupuestos de tecnología experimentan un crecimiento sigiloso: las oportunidades tecnológicas van más allá de las instalaciones de hardware y las licencias de software, a medida que las empresas integran la tecnología en sus objetivos a largo plazo. Un gasto robusto puede no ser obvio cuando se asigna a través del departamento de TI y los presupuestos de la unidad de negocio.

--La ciberseguridad proactiva da un gran paso adelante: el impulso hacia un enfoque proactivo de la ciberseguridad se está acumulando. Las organizaciones están empezando a darse cuenta de que se necesitan recursos internos o socios externos para identificar y corregir los puntos débiles.

--La ciberseguridad del canal tiene un camino a seguir: se espera que las empresas del canal dupliquen la ciberseguridad para ganar acuerdos e infundir confianza en los clientes cada vez más nerviosos. Ignorar esta disciplina crítica pone a una empresa de canal en clara desventaja en la carrera por consolidar y agregar nuevos clientes para el futuro.

--Consultoría: cada vez más empresas de canal se han dado cuenta de que la reventa de productos y servicios en una era de mercado cloud se está desvaneciendo, pero tienen oportunidades para transformarse o expandirse como expertos en consultoría de negocios. "Las compañías de canal pueden no ser la fuente de referencia para lo que el cliente está comprando, pero pueden ayudar a los clientes a descubrir qué comprar y qué hacer con ese producto o servicio, especialmente en áreas como la seguridad, el cumplimiento y la integración de tecnología", explica April.

-- Los problemas de la cadena de suministro de chips proporcionan una llamada de atención, Las empresas de canal, particularmente las centradas en el hardware, pueden comenzar a considerar si es más sabio mantener el inventario, las piezas y los componentes cerca de casa.

--El desarrollo de software se vuelve más granular: las aplicaciones continúan creciendo en número y complejidad a medida que las empresas aprovechan la tecnología para conectar a su fuerza laboral, llegar a nuevos clientes y mejorar la productividad. "Las empresas de tecnología y los profesionales de TI deben familiarizarse más con el software, especialmente comprender cómo se utiliza el software para impulsar un negocio", explica Robinson.

--La gestión de datos fundamentales impulsa una revolución analítica: los negocios se harán de manera diferente gracias al análisis de datos. Las empresas con una base de datos sólida liderarán el camino. Pero eso solo puede ocurrir una vez que entiendan los conceptos básicos de los datos: los datos que tienen; cómo se recopilan, almacenan y aseguran; y qué objetivos esperan alcanzar a través de su uso.