Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La pandemia abre oportunidades al mercado de pantallas de gran formato

  • En cifras

digital signage aeropuerto

Las ventas de pantallas diseñadas para señalización digital, información pública o colaboración disminuyeron un 51,2% en España en las primeras cinco semanas del segundo trimestre de 2020. Aunque tardará tiempo en recuperarse, la señalización digital tiene el potencial de apoyar la "nueva normalidad" manteniendo la seguridad en una variedad de espacios.

Las ventas de pantallas de gran formato (LFD) ya se vieron afectadas por la pandemia del Covid-19 antes de registrar una caída dramática a principios del segundo trimestre de 2020, según los últimos datos publicados por Context. Las ventas totales de LFD diseñadas para señalización digital, información pública o colaboración disminuyeron un 46% interanual en las primeras cinco semanas del segundo trimestre de 2020, afectando a todos los proveedores y a casi todos los países de Europa Occidental. En España la caída fue del 51,2%.

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

Después de un sólido 2019, donde el crecimiento de las ventas se duplicó, hubo una desaceleración significativa en las ventas de LFD durante el primer trimestre de 2020 con una disminución interanual del 1%. Esto se debió no solo a la propagación del Covid-19 en Europa, sino también al cierre de fábricas en Asia durante los primeros días de la pandemia. Dicho esto, hubo una subcategoría que siguió funcionando bien en el primer trimestre: las ventas de modelos interactivos, que se utilizan para la colaboración en la oficina y la enseñanza en el aula, cuyas ventas aumentaron en un 14%. Sin embargo, esto también terminó a principios del segundo trimestre, ya que los bloqueos generalizados en Europa Occidental llevaron a una disminución dramática en todo el sector.

Esta disminución reflejó los efectos de las medidas de bloqueo ya que estos dispositivos se usan mucho en entornos públicos. En el lado positivo, la señalización digital tiene el potencial de apoyar la "nueva normalidad" permitiendo mantener la seguridad en una variedad de espacios. Si las indicaciones de que la pandemia se está controlando, y las medidas de bloqueo se pueden levantar de manera segura, es razonable esperar que la categoría se recupere con una confianza renovada en su capacidad para marcar la diferencia en los negocios y la sociedad en general.

Llevará tiempo recuperar estas pérdidas. Los eventos a gran escala se han pospuesto y la demanda de LFD para aplicaciones en interiores ha disminuido, ya que se necesitan monitores de sobremesa para estudiantes y trabajadores que ahora están en su casa, no pantallas de sala de juntas. El transporte, la hostelería y el comercio minorista, todos verticales importantes para LFD, han sufrido. Además, el futuro de las pantallas táctiles en espacios comunes está en duda: excepto en algunas aplicaciones especializadas, su demanda no sobrevivirá a la ansiedad por mantener la higiene. Será interesante ver cómo los proveedores se adaptan y se enfrentan al desafío de crear alternativas a las pantallas táctiles.

"A pesar del entorno difícil, existen oportunidades para la industria de LFD a medida que los bloqueos disminuyen gradualmente, las sociedades comienzan a reabrirse y el mundo descubre cuál será la nueva normalidad", explica el analista senior de mercado para pantallas en Context. "La señalización digital puede ayudar a los espacios públicos a adaptarse a la necesidad de distanciamiento social, gracias a su capacidad de transmitir mensajes claros al mismo tiempo que ofrece las opciones de personalización y adaptabilidad. Incluso donde se mantienen bloqueos estrictos, puede llegar a los consumidores en espacios exteriores y apoyar las ventas online mientras las tiendas aún están cerradas. Como los LFD están listos para ayudarnos a reintroducir algunas de nuestras actividades cotidianas y al mismo tiempo nos permiten mantener una distancia segura, el sector tiene una buena oportunidad de recuperarse por completo".