Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las empresas españolas invertirán en tecnología que garantice la distancia social

  • En cifras

HPE Servicios móviles

En un escenario donde la consultora estima que el 30% de los trabajadores permanecerán en remoto, el 47% de las organizaciones españolas aportará la tecnología necesaria para incorporar estas actuaciones y políticas de smart working dentro de la estrategia tecnológica de la organización.

Recomendados: 

Dell EMC PowerStore: flexible, adaptable y ágil para las empresas Leer 

Plataformas de aplicaciones low-code: redefiniendo la transformación digital Webinar

La Covid-19 ha tenido un impacto en la forma de trabajar, acuñando un término que cada vez es más común, la "economía de distancia social". Garantizar tanto la seguridad como la continuidad de negocio son elementos esenciales donde la tecnología juega un papel fundamental, de ahí que se prevé que la distancia social acelerará la inversión en TI. Esa fue la principal conclusión del webinar “Social Distancing como acelerador de la vuelta a la nueva normalidad empresarial” organizado por IDC Research España e Hitachi.

Aunque el 80% de las organizaciones en Europa prevé una disminución en los ingresos como resultado de la Covid-19, únicamente el 43% espera que el gasto en TI sea inferior al previsto en 2020. Esto es así porque la tecnología es parte de la solución. La necesidad de hacer más eficientes las operaciones, dar soluciones de continuidad y evitar el sangrado de dinero en efectivo han pasado a ser los tres pilares fundamentales en este nuevo entorno. Como consecuencia, IDC Research España confirma que el gasto de TI de las organizaciones se está distribuyendo hacia soluciones que permitan la digitalización del punto de venta de la organización, las herramientas de colaboración empresarial, el trabajo remoto y la transformación ágil.

“La tecnología debe dotar a la organización de ciertas capacidades que se alineen con sus nuevas necesidades. Por tanto, el gasto tecnológico se está enfocando a fortalecer la resiliencia”, indica José Antonio Cano, director de Análisis de IDC Research España. Todo ello, en un escenario donde la consultora estima que el 30% de los trabajadores permanecerán en remoto, y donde el 47% de las organizaciones españolas aportará la tecnología necesaria para incorporar estas actuaciones y políticas de smart working dentro de la estrategia tecnológica de la organización. Por tanto, en un escenario nuevo donde la transformación del espacio físico es una realidad, las soluciones de social distancing jugarán un papel decisivo, al permitir la normalización del negocio.

Aquí es donde entra Hitachi Vantara, que lleva décadas desarrollando e implantando soluciones de monitorización y análisis para distintas aplicaciones comerciales relacionadas con los “espacios inteligentes”. “Tras la evolución de la pandemia covid-19, Hitachi Vantara ha adaptado este tipo de soluciones a la nueva necesidad de detección y prevención de la propagación de la enfermedad. Se trata, por tanto, de soluciones probadas”, afirma Valentín Pinuaga, director general de Hitachi Vantara para España y Portugal.

La tecnología empleada se apoya en las cámaras LiDAR (Ligth Detection And Ranging), que emplean pulsos de luz laser para la detección y ubicación de objetos y personas y su movimiento en tiempo real y en 3D. Con una implantación más sencilla que otro tipo de tecnologías permite la monitorización de la distancia social y también del lavado de manos, medidas ambas necesarias para la prevención de sucesivos brotes.

La incorporación de este tipo de soluciones en el día a día de las compañías es una tendencia al alza y por ello, conocer la tecnología existente, soluciones disponibles y casos de uso en los que este tipo de aproximaciones permiten a las organizaciones garantizar la seguridad de empleados y clientes. “Las empresas deben buscar en las soluciones tecnológicas escalabilidad, flexibilidad e integración en cada caso de uso necesario para adaptarse con éxito a la nueva normalidad”, concluye Cano.