Las inversiones en transformación digital alcanzarán los 6,8 billones en 2023

  • En cifras

transformacion digital

Dada la expansión significativa en la economía digital, y teniendo en cuenta que el 65% del PIB mundial estará digitalizado para 2022, IDC insta a los proveedores de tecnología a restablecer y actualizar sus estrategias a medida que sus clientes se recuperan y comienzan los preparativos para la nueva normalidad.

Recomendados: 

Transacciones electrónicas europeas: cumpliendo con eIDAS Webinar

La tecnología digital al servicio de la calidad Leer 

Los innumerables desafíos empresariales presentados por la pandemia COVID-19 aseguran que la economía global se mantendrá firme en su rumbo hacia su destino digital, que el 65% del PIB mundial estará digitalizado para 2022 y que las inversiones en transformación digital directa alcanzarán los 6,8 billones de dólares entre 2020 y 2023. Así lo indican las últimas predicciones de IDC, que espera que las organizaciones continúen avanzando sobre sus estrategias e inversiones existentes, mientras se esfuerzan por convertirse en empresas digitales del futuro.

La mayoría de los economistas predicen un retorno al crecimiento económico en 2021, a medida que la vacuna esté ampliamente disponible. A medida que comience esta recuperación, el enfoque de las organizaciones volverá al crecimiento empresarial y las nuevas inversiones. Pero las inversiones en tecnología realizadas durante la pandemia garantizarán que la "nueva normalidad " que surja sea muy diferente de la economía anterior al COVID. De hecho, para 2022, el 70% de todas las organizaciones a nivel mundial habrán acelerado el uso de tecnologías digitales, transformando los procesos de negocio existentes para impulsar el compromiso del cliente, la productividad de los empleados y la resiliencia empresarial.

Dada la expansión significativa en la economía digital, con las empresas transformadas digitalmente representando una participación mucho mayor del mercado, IDC insta a los proveedores de tecnología a restablecer y actualizar sus estrategias a medida que sus clientes se recuperan y comienzan los preparativos para la nueva normalidad.

El presidente global de IDC, Crawford Del Prete, afirma que "la demanda de TI ha cambiado drásticamente como resultado del COVID-19, y casi todos los segmentos del mercado se ven afectados por cambios masivos en el comportamiento de los clientes. Predecimos que la inversión directa en la transformación digital crecerá a una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 15,5% a nivel mundial entre 2020 y 2023, mientras que la inversión en TIC no relacionada con la transformación digital se contraerá a una tasa compuesta anual del 1,4% durante el mismo período. Y a medida que más y más empresas se transformen por completo, desde menos del 20% de las empresas en la actualidad, el PIB relativo a productos y servicios digitalizados se expandirá exponencialmente".