El ecommerce se consolida en España, creciendo un 65% en el primer trimestre

  • En cifras

compras online

En España, el tráfico creció un 50% en el primer trimestre de 2021, el porcentaje más alto desde el inicio de la pandemia, con el móvil representando el 74% del tráfico. El valor medio global de los pedidos por cliente se situó en 57,23 dólares, y la tasa de carritos abandonados en el teléfono móvil se elevó al 95%.

Recomendados: 

Planes flexibles para la compra de tecnología. Conoce ISIT de Sothis Webinar

Diario de un vendedor de tecnología Leer

La base de compradores online se consolida, especialmente en países como España donde la cifra de incremento de ventas online se sitúa por encima de la media, alcanzando un 65%. Así lo indica el último Shopping Index de Salesforce, correspondiente al primer trimestre de 2021, un período en el que el tráfico digital ha crecido un 27% en todo el mundo, en comparación con los mismos meses de 2020. Asimismo, el gasto de los clientes en el primer trimestre de 2021 ha aumentado un 31% globalmente.

En España, el tráfico creció un 50% en el primer trimestre de 2021, el porcentaje más alto desde el inicio de la pandemia. Sin embargo, también experimentó una caída del 13% en los pedidos. En línea con otros países, en España el móvil representa el 74% del tráfico online, mientras que el ordenador mantiene un 21% y la tablet, un 3%. Son datos muy similares a los del primer trimestre del año pasado. En pedidos online, las distancias por dispositivo se acortan y el móvil pasa a suponer el 55% del total, frente a un 39% del ordenador y un 5% de la tablet.

En España el gasto medio por visita es de 1,1 dólares, y el pedido medio por cliente en el trimestre se sitúa en 57,23 dólares. En cuanto a la tasa de carritos abandonados en el teléfono móvil sigue siendo la más alta, con un 95% en España, frente al 87% en ordenador. Sin embargo, ambas estadísticas se han mantenido comparables a las del primer trimestre de 2019.

Con los retailers y los consumidores acelerando la adopción del mundo online por la pandemia, los datos del primer trimestre indican que los hábitos de 2020, que se apuntalaron en la campaña de Navidad, están aquí para quedarse. Las organizaciones del sector retail tendrán que replantearse el papel de la tienda (y de los empleados en tienda) y cuál es su papel dentro de una estrategia omnicanal, elemento fundamental de la experiencia de compra digital en 2021.

"El año pasado, la industria del Retail se vio obligada a ser muy rápida, reaccionó al aumento de compradores digitales y adoptaron nuevas tácticas, como ‘click and collect’ para cumplir con las normativas sanitarias", sostiene Enrique Mazón, vicepresidente de eCommerce de Salesforce. "El crecimiento del e-commerce durante el primer trimestre es una señal de que los retailers tendrán que seguir ampliando sus inversiones en el ámbito digital al tiempo que reorientan la experiencia en tienda. En definitiva, hay que hacer desaparecer por completo las barreras entre lo digital y lo físico para centrarse en el cliente y ofrecerle una experiencia unificada".