El sector financiero invierte en transformación digital y en ciberseguridad

  • En cifras

banca servicios digital

Un 85% de las empresas de banca y seguros afirmó que las iniciativas de transformación digital habían aumentado positivamente los ingresos. El reto de transformación más importante, de cara al futuro, es la complejidad de la implementación, frente a las nuevas demandas creadas por la hipercompetencia, la ciberseguridad y la transformación del puesto de trabajo.

Recomendados: 

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software? Leer

Creación de aplicaciones seguras: recomendaciones para los servicios financieros Leer

La transformación digital está proporcionando un aumento significativo de los ingresos, mejoras en la ciberseguridad, en las relaciones con los clientes y el desarrollo de iniciativas empresariales sostenibles al sector financiero. Así lo indica un nuevo estudio realizado por DataDriven para Fujitsu, que señala que el 85% de los ejecutivos del sector de banca y seguros afirma que las iniciativas de transformación digital habían aumentado positivamente los ingresos y el 84% opinó lo mismo sobre la mejora del riesgo y la seguridad. Porcentajes muy similares también cree que ha contribuido a reforzar las relaciones con los clientes, a generar confianza, a habilitar nuevos ecosistemas y a impulsar un enfoque empresarial sostenible y orientado a objetivos.

Los bancos y las compañías de seguros se han transformado a lo largo de la última década, introduciendo nuevas soluciones digitales, excelencia omnicanal, experiencias de clientes y empleados radicalmente mejoradas, todo ello con el apoyo de la transformación empresarial y las tecnologías habilitadoras. La encuesta muestra que la mayoría tiene estrategias e implementaciones maduras de TI en áreas clave, ya que más del 80% de los encuestados informaron de que ya disponen de esas implantaciones en ciberseguridad (86%), en iniciativas de transformación digital en general (84%), en nube privada (83%) y en innovación en el puesto de trabajo (83%).

La seriedad y el interés por la ciberseguridad es un elemento importante. Un 88,0% de los encuestados que afirma que ya cuenta con antivirus y programas espía, seguidos de la respuesta a la detección y recuperación de incidentes (83,3%), la protección contra ransomware (83,2%), las iniciativas de copia de seguridad y recuperación (82,7%) y las políticas de privacidad de datos (82,2%). Respecto a las inversiones futuras, el 80% que afirma tener intención de invertir más en seguridad web, el 76,2% en seguridad de la información, el 76,2% en encriptación de datos y el 74,4% en la seguridad de bases de datos.

Según el informe, son más las organizaciones del sector financiero que prevén un incremento de su presupuesto TIC este año, que una disminución. Los factores que impulsan el crecimiento son las nuevas tecnologías y los cambios tecnológicos con un 70,4% y la inversión en investigación y desarrollo, 54,6%. El aumento del gasto en ciberseguridad es el más común, 64,1%, seguido de las comunicaciones y las redes, 62,5%, la innovación en el puesto de trabajo, 61,1% y las iniciativas de sostenibilidad, 59,4%.

En cuanto a la adopción de las tecnologías de inteligencia artificial en el sector financiero, el mayor uso de la IA radica en la lucha contra el blanqueo de dinero (81,8%), y en la negociación automatizada en tiempo real (80,1%). Más de tres cuartas partes de los encuestados también utilizan la IA en el aprendizaje electrónico (79,0%), las decisiones de crédito automatizadas (78,4%) y el diseño y desarrollo de productos (77,6%). Alrededor del 60% de las organizaciones del sector financiero informan de otras actividades relacionadas con la IA, como la recomendación de soluciones basadas en el perfil del cliente (62,6%), la habilitación de servicios financieros inteligentes (60,4%) y los chatbots basados en la IA (56,7%).

Para lograr sus objetivos de aumentar la eficiencia, reducir el riesgo y mejorar la experiencia del cliente, las organizaciones del sector financiero siguen invirtiendo en sistemas y aplicaciones basados en IA, automatización e IoT. Así, el 74,5% está invirtiendo en IA para la automatización del servicio al cliente, el 74,2% para apoyar los esfuerzos de cumplimiento, y el mismo porcentaje para la detección de fraudes y el 73,6% para los procesos de autenticación.

El sector financiero también está implementando diversas tecnologías de IoT, a menudo junto con iniciativas de IA/automatización, para su uso en sistemas de seguridad (85,7%), aplicaciones de pago (81,3%), operaciones sin papel (80,3%) y formación (79,2%). Muchos líderes del sector financiero creen que la automatización (74,7%), el equilibrio entre los sistemas antiguos y los nuevos (74,6%), los datos (73,6%) y la IA (72,2%) son claves para la transformación digital. El uso de los datos por parte del sector se centrará en mejorar y ampliar la profundidad de la experiencia del cliente a través de soluciones y servicios a medida.

A pesar de esta aparente madurez, el sector se enfrenta ahora a nuevos retos provocados, no sólo por la pandemia, sino por la hipercompetencia, impulsada por las nuevas tecnologías, los nuevos nichos de mercado nativos digitales y los competidores tradicionales tecnológicamente avanzados. Al mismo tiempo, las crecientes amenazas a la seguridad y los cambiantes requisitos de cumplimiento de la normativa se suman a la complejidad y el desafío. De hecho, la dificultad de la implantación es el mayor reto, en general, según la encuesta, ya que más de tres cuartas partes (76%) la califican de moderada a extremadamente difícil.