Las instituciones financieras aumentan sus inversiones en nube híbrida y privada

  • Cloud

cloud nube camino

La preocupación por la seguridad está impulsando la adopción de nubes privadas, lo que a su vez está disparando la inversión en infraestructuras hiperconvergentes. El incremento de nubes privadas supone la base para adoptar un modelo de nube híbrida, que se espera que se convierta en el estándar de la industria en los próximos años.

Recomendados: 

Domina la complejidad en el cloud Leer

Capacidades críticas para la monitorización de los microservicios Leer

La mitad de las instituciones financieras afirma que la irrupción de la COVID-19 ha hecho que aumenten sus inversiones en tecnologías de nube híbrida y se acelere su transformación digital. Así lo indica la tercera edición del estudio anual Enterprise Cloud Index Report elaborado por Nutanix, que revela que el modelo de nube híbrida es el único que muestra perspectivas de crecimiento (39%) en el sector financiero en los próximos cinco años. El 43% de las empresas de servicios financieros planea también aumentar su inversión en la nube privada durante el 2021, un 10% más que la media general.

Las organizaciones de servicios financieros mencionaron la seguridad, la privacidad y el cumplimiento normativo como sus principales preocupaciones cuando tienen que ejecutar aplicaciones en nubes públicas (62%), de ahí que muestren mayor confianza en la nube privada. El aumento en la adopción de nubes privadas está directamente relacionado con la creciente inversión en infraestructuras hiperconvergentes (HCI), pues reducen el tiempo necesario para construir una infraestructura que pueda dar soporte a la nube privada. Así, casi el 50% de los encuestados afirma que ya ha desplegado completamente HCI o está en proceso de hacerlo, mientras que el 38% lo hará en los próximos 12 a 24 meses.

Las principales motivaciones del sector para optimizar su uso de la nube y modernizar sus infraestructuras de TI son tener un mayor control del uso de sus recursos tecnológicos (59%) y conseguir la agilidad (58%) y flexibilidad necesaria (55%) para cumplir con las necesidades de sus negocios. Eso sí, el sector reconoce que debe invertir en talento impulsar los entornos de nube híbrida. Más de un tercio de los encuestados (36%) reconoce que le faltan las habilidades necesarias para gestionar un entorno de nube mixto (privado/público) y el 34% carece de la experiencia en tecnologías nativas en la nube, incluyendo Kubernetes.

"Históricamente, las organizaciones de servicios financieros han mirado hacia los entornos de nube pública cuando desmantelaban sus centros de datos tradicionales", afirma Tapan Mehta, director Industries Solution Marketing at Nutanix. "Sin embargo, a medida que el sector va poniendo más interés en la privacidad de los datos y el cumplimiento normativo, las instituciones financieras recurren más frecuentemente a la nube privada. Este rápido incremento en la adopción de nubes privadas supone la base para adoptar un modelo de nube híbrida, que se espera que se convierta en el estándar de la industria en los próximos años".