Se prevé que el mercado de telefonía móvil crecerá sólo un 6% este año

  • En cifras

comprador smartphone

Las ventas de teléfonos móviles seguirán por debajo de los niveles previos a la pandemia debido a la debilidad macroeconómica y la escasez de componentes, obstáculos que se superarán en 2022, cuando repunte la demanda acumulada. Uno de cada tres teléfonos vendidos en 2021 será 5G.

Recomendados: 

Monitorizando la experiencia de usuario en soluciones SaaS y serverless con Dynatrace Webinar

Global 5G: El auge de una tecnología transformadora Leer

El mercado de la telefonía móvil crecerá en 2021, pero las ventas se mantendrán muy por debajo del nivel prepandémico hasta 2022, según un nuevo pronóstico publicado por CCS Insight. La compañía espera que las ventas de teléfonos móviles alcancen los 1.670 millones de unidades este año, un 6% más que en 2020, pero un 8% menos que en 2019. Este total incluirá 1.390 millones de smartphones, un 9% más que en 2020.

"Dos factores principales limitarán el crecimiento del mercado de la telefonía móvil en 2021: la debilidad macroeconómica global que frena la demanda, combinada con las limitaciones de oferta causadas por la escasez mundial de componentes", señala Marina Koytcheva, vicepresidenta de pronósticos de CCS Insight. "La vacunación rápida ofrece la esperanza de que el gasto de los consumidores se recupere más adelante en 2021, pero la escasez de componentes limita la producción de la mayoría de los fabricantes de teléfonos, impidiéndoles satisfacer incluso la demanda esperada en 2021".

La fabricación global de semiconductores está luchando para abordar los patrones de demanda cambiantes. En los últimos 12 meses, PCs, servidores, televisores, tablets y otros dispositivos han visto un aumento en la demanda, gracias a la repentina digitalización de la vida diaria, ya que la gente pasa más tiempo en casa. Aunque los fabricantes de teléfonos móviles son un cliente importante para las compañías de semiconductores, CCS Insight cree que es inevitable que la escasez dañe el mercado, y que los fabricantes más pequeños están mucho más expuestos que los líderes Samsung y Apple. Además, los fabricantes de teléfonos están priorizando los smartphones premium que ofrecen márgenes más altos sobre los dispositivos más baratos, obstaculizando los mercados que dependen de productos más asequibles. La buena noticia es que CCS Insight espera que la escasez de componentes se resuelva en gran medida a principios de 2022, coincidiendo con un entorno macroeconómico significativamente mejorado en muchos países.

"La demanda se desatará y esperamos que los proveedores puedan satisfacerla, lo que conducirá a un aumento significativo de las ventas de teléfonos móviles. Nuestras previsiones son que en 2022 se vendan 1.970 millones de teléfonos, cerca de la marca de 2.000 millones a la que apuntaba la industria hace unos años", comenta Koytcheva.

CCS Insight también tiene una perspectiva brillante para la tecnología 5G. Espera que uno de cada tres teléfonos vendidos en 2021 esté habilitado para 5G, lo que equivale a más de medio billón de unidades. La demanda será alimentada por operadores móviles que han lanzado redes 5G que están interesados en poner rápidamente más teléfonos 5G en manos de los clientes. Incluso los mercados que den pasos tentativos hacia el 5G se beneficiarán de la proliferación de dispositivos 5G más asequibles, ya que estos proporcionan una solución preparada para el futuro para ser utilizada a medida que se expande la cobertura 5G.

Para 2025, CCS Insight pronostica que casi tres cuartas partes de los teléfonos móviles vendidos en todo el mundo serán compatibles con la tecnología 5G.