Las ventas del comercio online crecen un 12% en España en el último trimestre

  • En cifras

Comercio electrónico

Está claro que los consumidores no han dejado de comprar por Internet. Aunque el tráfico global a las páginas de ecommerce creció un 24% en España, la cantidad de pedidos cayó un 51%. Nuestro país presenta, además, la tasa de conversión más baja, con un 0,7%, y el gasto promedio más bajo por visita y comprador, con 1,10 dólares.

Recomendados: 

Planes flexibles para la compra de tecnología. Conoce ISIT de Sothis Webinar

Cinco aportaciones de una CDN moderna a la promesa del comercio "headless" Leer

Tras registrar cuatro trimestres consecutivos de crecimientos superiores al 50%, en el segundo trimestre de 2021 los ingresos del comercio online han registrado una moderada subida interanual del 3% en todo el mundo, que en España ha sido de un 12%, convirtiéndose en el cuarto país que más crece, sólo por detrás de Canadá (23%), Reino Unido (17%) y Francia (16%). Así lo indica el Shopping Index de Salesforce.

El tráfico global a las páginas de ecommerce creció un 8% interanual en todo el mundo, una cifra considerablemente menor al 42% registrado en el segundo trimestre de 2020. En España, el crecimiento del tráfico también es superior a la media global, con un 24% frente al 39% experimentado en el mismo periodo del año anterior.

La cantidad de pedidos, en cambio, sí experimenta caídas, con un descenso del 5% a nivel global y de un 51% en España. Nuestro país presenta, además, la tasa de conversión más baja de todo el estudio, con un 0,7%, y el gasto promedio más bajo por visita y comprador, con 1,10 dólares.

Está claro que los consumidores no han dejado de comprar por Internet. Tras el enorme aumento de las compras online que se produjo en el segundo trimestre de 2020, los usuarios han seguido utilizando este canal, haciendo que los ingresos de los retailers sigan aumentando. A medida que los comercios empiezan a prepararse para la vuelta al cole y las compras navideñas, los datos de Salesforce indican que tendrán que centrarse en la creación de experiencias de compra online personalizadas, en la evolución de las funciones de los empleados de las tiendas y en la gestión de los retos relacionados con la cadena de suministro y la subida de precios para ayudar a impulsar el crecimiento.

"Aunque el crecimiento interanual del comercio digital se ha ralentizado este trimestre, está claro que los hábitos online que los consumidores han adquirido durante el último año han llegado para quedarse", afirma Rob Garf, VP y GM Retail de Salesforce. "A medida que nos acercamos a la temporada navideña, los consumidores deben esperar descuentos más pequeños y un aumento de los precios en caja, ya que los minoristas siguen sintiendo la presión de los márgenes debido a los desafíos de fabricación, los retrasos en la cadena de suministro y la escasez de mano de obra”.