El coste de los servidores y otros equipos de centros de datos subirá rápidamente

  • En cifras

Arsys data center

El aumento de los precios de venta podría acercarse al nivel de dos dígitos, en parte debido a la escasez mundial de semiconductores. Con la evolución de las plataformas de CPU junto con la proliferación de la computación acelerada, los centros de datos estarán mejor optimizados para procesar cargas de trabajo específicas con menos servidores, pero más potentes.

Dell'Oro ha actualizado su pronóstico a 5 años del Capex del centro de datos y ahora prevé que el gasto en servidores crezca a una tasa de crecimiento anual compuesta del 11% en cinco años, lo que comprenderá casi la mitad del capex del centro de datos para 2025.

La pandemia dio lugar a una fuerte demanda de tecnologías informáticas y digitales debido a un cambio en los comportamientos empresariales y de los consumidores, pero la capacidad actual de producción de semiconductores no es adecuada para satisfacer el reciente aumento de la demanda mundial. Se prevé que el coste de los servidores y otros equipos de centros de datos aumente considerablemente a corto plazo, en parte debido a la escasez mundial de semiconductores. El aumento de los precios de venta de los servidores podría acercarse al nivel de dos dígitos que se observó en 2018, que fue otro período de oferta ajustada y alta demanda. Sin embargo, a largo plazo, Dell'Oro anticipa que la dinámica de la oferta y la demanda podría alcanzar el equilibrio y que las transiciones tecnológicas podrían impulsar el crecimiento del mercado.

Dell'Oro ha identificado tres tendencias tecnológicas que dan forma a su pronóstico a cinco años:

--Ciclos de actualización de CPU: Intel y AMD tienen una hoja de ruta agresiva para introducir nuevas actualizaciones de plataforma a medida que se calienta la carrera del procesador. Tanto Intel Sapphire Rapids como AMD EPYC Genoa, que se espera para 2022, empaquetarán más núcleos de procesador y canales de memoria, y admitirán interfaces recientes como CXL, DDR5 y PCIe Gen 5 que podrían permitir formatos de servidor más densos y nuevas arquitecturas.

--Computación acelerada: Está surgiendo una nueva clase de servidores acelerados densamente repletos de coprocesadores que están optimizados para cargas de trabajo específicas de aplicaciones, como la inteligencia artificial y el aprendizaje automático. Algunos proveedores de servicios en la nube, como Amazon y Google, han implementado servidores acelerados utilizando chips de IA desarrollados internamente, mientras que otros proveedores de servicios en la nube y empresas han implementado comúnmente soluciones basadas en GPU y FPGA. Se estima que la tasa de conexión de servidores con aceleradores crecerá al 13% para 2025

--Edge Computing: Ciertas aplicaciones, como los juegos en la nube, la conducción autónoma y la automatización industrial, son sensibles a la latencia y requieren nodos de computación perimetral de acceso múltiple o MEC, que se encuentren en el borde de la red, donde se encuentran los sensores. A diferencia del cloud computing, que ha estado reemplazando a los centros de datos empresariales, el edge computing crea nuevas oportunidades de mercado para nuevos casos de uso.

Con la evolución de las plataformas de CPU, junto con la proliferación de la computación acelerada, Dell'Oro anticipa que los centros de datos estarán mejor optimizados para procesar cargas de trabajo específicas de las aplicaciones con menos servidores, pero más potentes y densos, lo que aumentará el mercado total disponible a través de servidores con precios más altos. La computación de borde, por otro lado, aumentará el mercado disponible con la implementación de ubicaciones edge distribuidas de servidores.