Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El sector de Data Center pide ser reconocido como clave en la digitalización de España

  • Al día

HPE Data Center

Las principales figuras del sector se reunirán con diputados del Congreso en un evento para debatir su futuro. Crear un marco regulatorio simple, transparente y eficaz; obtener apoyo por parte de las organizaciones gubernamentales e institucionales; y atraer inversiones extranjeras, son los principales objetivos de este este encuentro.

Recomendados: 

Los desastres ocurren... ¿tienes un plan de continuidad de negocio? Webinar

Creación de aplicaciones seguras: recomendaciones para los servicios financieros Leer 

El próximo 7 de octubre, el sector el sector de Data Center y de infraestructura Cloud se reunirá de forma virtual con el Congreso de los Diputados y los principales actores para debatir su futuro y su impacto en la economía digital de España con los diversos grupos políticos. Entre los principales objetivos de este este encuentro promovido por Data4, DatacenterDynamics, Equinix, Global Switch, IMasons, Interxion, Quark y S4U están ser reconocido como sector clave en la digitalización del país; crear un marco regulatorio simple, transparente y eficaz; obtener apoyo por parte de las organizaciones gubernamentales e institucionales; y atraer inversiones extranjeras a través de la promoción de la región como destino de inversión, poniendo en valor las ventajas.

La situación actual del sector de Data Center en España es análoga a la que tenían nuestros comparables europeos, que son Frankfurt, Londres, Ámsterdam y París, a mediados de la pasada década. En los últimos años, el desarrollo de nuevas tecnologías como los servicios Cloud, IoT, 5G y conducción autónoma entre otras, presenta una oportunidad de desarrollo de este tipo de infraestructuras atrayendo grandes inversiones a nuestro país. Se estima que, solo en infraestructuras físicas, la nueva inversión directa podría alcanzar la cifra de 3.000 millones de euros durante los próximos cinco años, mientras que las inversiones indirectas derivadas de las necesidades de hardware y software de este tipo de centros implicarían una suma adicional de 6.000 millones.

Con dicha inversión, la infraestructura digital de España alcanzaría el mismo tamaño de los principales mercados europeos. Los cimientos que soportan toda esta infraestructura digital son los Data Centers y las redes de telecomunicaciones. Además, la inversión en infraestructura digital provoca un efecto multiplicador en las inversiones en otros sectores, así como en la creación de puestos de trabajo. Por ejemplo, la demanda energética de estos Data Centers requeriría la producción de 500 MW de energía renovable, lo que apoyaría el desarrollo de esta industria y crearía más puestos de trabajo. Se estiman unas necesidades de empleo altamente cualificado solo de forma directa de unas 2.000 personas para la construcción, operación y gestión de dichos centros.

Siendo un sector que debe recoger y dar soporte a las necesidades que vienen asociadas con el mundo digital, es fundamental facilitar un marco adecuado de iniciativas energéticas específicas para el mismo. La Agencia Internacional de Energía (IAE) indica que, en los últimos cinco años, la digitalización de la sociedad ha hecho multiplicar el tráfico de internet por cinco, las cargas informáticas en los data centers por tres, mientras que el uso de energía en los data centers se ha mantenido constante. Esto es debido al uso de mejores prácticas de eficiencia energética y la obtención de ventajas de economía de escala de los grandes data centers.

Entre las propuestas del sector están utilizar el sector Data Center como impulsor de utilización de energía renovable sobre el mundo digital; facilitar descuentos sobre los impuestos asociados al suministro eléctrico a partir del segundo año de operación de una empresa de Data Center en España; y recoger las necesidades en un estatuto de las empresas del sector del Data Center.

Por otra parte, Madrid es el lugar idóneo para la siguiente ola de crecimiento de data centers, pero el sector tiene que afrontar algunos retos para llegar a ser un hub digital en el sur de Europa. Es necesario que exista un marco regulatorio y jurídico estable que permita resolver tantas incertidumbres como la disponibilidad de recursos para la construcción y operación; suficiente mano de obra cualificada o empresas de servicios especializados; facilidad y cercanía a infraestructuras de transporte que permitan la agilidad en los accesos; capacidad de expansión en terreno, energía o ecosistema de empresas para ampliar la oferta de servicios; competitividad de costes en la fase de construcción y los de operación; estabilidad económica, política, empresarial, jurídica y medioambiental; y atraer inversión extranjera.

Por lo tanto, con la creciente inversión en esta industria y con los distintos retos que se debe afrontar, es de suma importancia el diálogo que proporcionará este encuentro entre los principales decisores de este mercado con los diferentes grupos políticos del país para definir los próximos pasos que se dará en dirección al desarrollo de este sector en España.