8 de cada 10 directores de TI planean implementar redes 5G privadas

  • En cifras

5G

La barrera más común para el despliegue de redes 5G privadas es la integración de la tecnología con sistemas y redes heredados, seguida de la complejidad que rodea el despliegue y la gestión. La externalización a un proveedor de servicios gestionados es el enfoque preferido por el 38% de los CIOs cuando se trata de implementar redes 5G privadas.

Recomendados: 

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento

Atención pública al ciudadano: hacia una relación de 360 grados Evento 

La interconexión
omnipresente
 Leer

NTT publica el informe "Private 5G here and now", fruto de una encuesta realizada a directores de Sistemas de Información y ejecutivos de alto rango, el cual muestra un interés significativo en las redes 5G privadas, con el 90% de los ejecutivos que esperan que se convierta en la elección de red estándar. La investigación muestra que poco más de la mitad de las empresas (51%) que planean desplegar una red 5G privada lo harán dentro de los próximos seis a 24 meses para mejorar la seguridad, la fiabilidad y la velocidad, y el 30% ya están desplegando o en proceso de implementar una red 5G privada. El 80% de los ejecutivos están de acuerdo en que la COVID-19 ha facilitado la obtención del presupuesto necesario para el despliegue de 5G.

Con el ransomware en aumento, el CIO y el CISO están buscando formas de reforzar sus defensas contra ataques cada vez más sofisticados. El informe encuentra que el 69% de los ejecutivos están de acuerdo en que la seguridad de su infraestructura actual no es lo suficientemente fuerte. Otros puntos débiles incluyen el control de los datos empresariales (48%), la cobertura y la velocidad (43%) y el tiempo de respuesta (latencia) de su proveedor de servicios actual (40%). En comparación con tecnologías como Wi-Fi y 5G público, las redes 5G privadas proporcionan más capacidades de seguridad.

El 83% de los ejecutivos califican la mejora de la privacidad y la seguridad de los datos como un resultado muy importante que esperan lograr con la implementación de redes privadas 5G. Está claro que los CIOs quieren seguridad y control al tiempo que permiten la digitalización, y creen que una red 5G privada local permitirá estos requisitos comerciales críticos. Esto está alentando a las empresas a construir y ejecutar sus propias redes privadas 5G.

El informe identifica que la barrera más común para el despliegue de redes 5G privadas es la integración de la tecnología con sistemas y redes heredados, según el 44% de los ejecutivos. La complejidad que rodea el despliegue y la gestión de redes privadas 5G también es citada como otra barrera significativa por el 37% de los encuestados. Los empleados que carecen de las habilidades técnicas y la experiencia para administrar las redes 5G son la tercera barrera más común que afrontan el 30% de las empresas. Esta es una de las razones por las que la externalización a un proveedor de servicios gestionados es el enfoque preferido por el 38% de los CIO cuando se trata de implementar redes 5G privadas. Comprar una red 5G privada "como servicio" puede acelerar el tiempo de adopción y ofrecer una mejor experiencia de usuario final y un mayor retorno de la inversión.