El gasto en infraestructura cloud crece un 6,6% hasta los 18.600 millones de dólares

  • En cifras

Infraestructura empresarial (home)

El gasto en infraestructura de nube compartida alcanzó los 13.000 millones de dólares, lo que representa un aumento del 8,6%, mientras que el gasto en infraestructura de nube dedicada aumentó un 13,4% anual, hasta los 5.600 millones. IDC espera que el gasto en entornos cloud siga superando el gasto en infraestructura no-cloud en 2022.

Recomendados: 

MTWO 6D BIM Construction Cloud Platform: construye con mayor productividad y menor huella de carbono Leer

MTWO Complete Construction Cloud: la plataforma cloud de gestión de proyectos y empresas de construcción Leer

Según el Rastreador mundial de infraestructura empresarial de International Data Corporation (IDC), el gasto en productos de infraestructura de computación y almacenamiento para la nube, incluidos los entornos dedicados y compartidos, aumentó un 6,6% anual en el tercer trimestre de 2021, alcanzando los 18.600 millones de dólares. Este aumento reanuda la tendencia de crecimiento del gasto interanual positivo neto por trimestre, que experimentó una pausa en el segundo trimestre de 2021 cuando el gasto disminuyó un 1,9%. Las inversiones en infraestructura no-cloud aumentaron un 7,3% hasta los 14.600 millones, marcando el tercer trimestre consecutivo en el que se observa un aumento anual en el gasto después de un período de disminución que comenzó en el segundo trimestre de 2019.

El gasto en infraestructura de nube compartida alcanzó los 13.000 millones, un aumento del 8,6% en comparación con el mismo trimestre de 2020 y un aumento del 6,6% con respecto al trimestre anterior. IDC espera ver una fuerte demanda continua de infraestructura de nube compartida con un gasto que supere el gasto en infraestructura no-cloud en 2022. El gasto en infraestructura de nube dedicada aumentó un 13,4% llegando a los 5.600 millones, con el 45,5% que se desplegó en las instalaciones del cliente. IDC espera que el gasto en entornos de nube continúe superando el gasto no-cloud a lo largo de su pronóstico.

Para todo el año 2021, IDC pronostica que el gasto en infraestructura en la nube crecerá un 8,3% en comparación con 2020, hasta los 71.800 millones de dólares, mientras que se espera que la infraestructura no-cloud crezca un 1,9%, alcanzando los 58.400 millones de dólares después de dos años de caídas. Se espera que la infraestructura de nube compartida crezca un 7,2% anual con 49.700 millones para todo el año, y que el gasto en infraestructura de nube dedicada crezca un 10,7% hasta los 22.200 millones.

A largo plazo, IDC espera que el gasto en infraestructura de computación y almacenamiento en la nube tenga una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 12,4% durante el período de pronóstico 2020-2025, alcanzando los 118.800 millones en 2025 y representando el 67% del gasto total en infraestructura de computación y almacenamiento. La infraestructura de nube compartida representará el 70,9% de esta cantidad, creciendo a una CAGR del 12,7%, mientras que el gasto en infraestructura de nube dedicada crecerá a una tasa compuesta anual del 11,5%. El gasto en infraestructura no-cloud se estabilizará a una tasa compuesta anual del 0,5%, alcanzando los 58.600 millones de dólares en 2025. Se espera que el gasto de los proveedores de servicios en infraestructura de computación y de almacenamiento crezca a una tasa compuesta anual del 1,3%, alcanzando los 115.400 millones de dólares en 2025.