El mercado de tecnología de consumo y electrodomésticos cae un 6,3%

  • En cifras

tienda PC smartphone tecnologia

De cara a 2023, GfK pronostica una caída del 3,4%, debido a la saturación continua del mercado y la desaceleración de la demanda. Sin embargo, el valor de mercado sigue estando por encima de los niveles previos a la pandemia en 2019, y ofrece interesantes oportunidades de crecimiento en áreas específicas.

Para la primera mitad de 2023, GfK señala que el valor del mercado global de tecnología de consumo y electrodomésticos disminuyó un 6,3%, hasta los 390.000 millones de dólares, en comparación con el mismo período del año pasado. Por segmentos, electrónica de consumo (televisores, barras de sonido, etc.) cayó un 12%; telecomunicaciones (smartphones, etc.), un 5%; TI (PC portátiles, hardware, etc.) un 12%; electrodomésticos pequeños un 1%; y grandes electrodomésticos un 5%.

A nivel mundial, la demanda de bienes de tecnología de consumo y electrodomésticos ha seguido desacelerándose a medida que los mercados se ajustan al entorno macro de crisis del coste de vida, inventarios sobreabastecidos de los fabricantes y demanda saturada de los consumidores debido a años anteriores de ventas máximas. Como resultado, todos los subsegmentos del mercado experimentaron menores ingresos en la primera mitad de 2023 en comparación con el mismo período del año pasado. Sin embargo, como nota positiva, las industrias de TI y pequeños electrodomésticos se mantienen por encima de los niveles anteriores a la pandemia.

Dentro de las ventas generales, el comercio minorista tradicional recuperó cuota de mercado, mientras que el comercio online se reequilibró después de un aumento en la participación durante los meses pico de ventas. El 35% de las ventas globales de tecnología de consumo y electrodomésticos se realizaron online en la primera mitad de 2023, un 5% menos que el año pasado. “Si bien esta ligera caída no interrumpe la tendencia hacia el comercio minorista omnicanal, sí hace que la necesidad de una estrategia omnicanal sea más importante que nunca", señala Nevin Francis, experto de GfK para la industria.

Oportunidades de crecimiento

El año pasado se caracterizó por la volatilidad de la oferta, mientras que este año se caracteriza por la volatilidad de la demanda. Desde la perspectiva de la cadena de suministro, los costes de envío ya se han reducido en casi un 80% en comparación con el año pasado. Aunque la oferta ahora es adecuada, la caída de la demanda ha llevado a una disminución de los ingresos. Como resultado, los minoristas y fabricantes deberán centrarse en nuevos aspectos a largo plazo en todo el mercado para atraer a los consumidores. Los productos que crecieron año tras año, a pesar de los desafíos, fueron aquellos que ofrecen atributos de eficiencia energética y sostenibilidad, mayor conveniencia y flexibilidad, o premiumización asequible.

Los electrodomésticos inteligentes y sostenibles que son energéticamente eficientes no solo ofrecen menores costos de por vida al consumidor, sino que también tienen alta calidad y son convenientes a los ojos del consumidor. Especialmente en Europa, donde los precios de la energía se están disparando, la eficiencia energética es uno de los criterios más importantes para los consumidores a la hora de comprar electrodomésticos.

Otro factor a largo plazo que influye positivamente en el mercado global en 2023, especialmente en el sector de TI, es el deseo de flexibilidad del consumidor. Debido a las estaciones de trabajo más pequeñas, los teclados pequeños crecieron un 11%, mientras que los formatos estándar disminuyeron en un 10% en la primera mitad del año. Los teclados y ratones Bluetooth también se han convertido en una opción popular, con tasas de crecimiento del 15% y 10%, respectivamente.

Si bien la demanda de premiumización no es tan fuerte como en 2022, los modelos de gama alta continúan superando el promedio del mercado, especialmente en electrónica de consumo. Por ejemplo, los televisores premium de más de 75 pulgadas todavía han subido un 5% a nivel mundial en la primera mitad de 2023 en comparación con el mismo período del año pasado, mientras que el mercado general de televisores ha bajado un 15%.

En medio de la crisis del coste de vida, los consumidores están evaluando cuidadosamente sus compras, a menudo considerando el precio como el factor decisivo, incluso cuando hay una fuerte justificación basada en las necesidades para la compra. Como resultado, el momento de las compras se ha vuelto más estratégico, con promociones que ganan importancia para impulsar los volúmenes de ventas. “A medida que se acerca el final del año, las marcas y los minoristas deben prestar mucha atención a la dinámica de ventas para optimizar sus niveles de stock e identificar los segmentos y artículos más prometedores para las promociones. Un enfoque cauteloso pero optimista de las promociones puede abrir oportunidades potenciales para aumentar las ventas en el desafiante entorno actual", concluye Nevin Francis.