Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El uso de la red 5G será limitado en España durante este año

  • Movilidad

5G

Sólo está disponible en 15 ciudades, con cuatro modelos de smartphone y bajo el servicio de Vodafone, aunque Movistar, Orange y Más Móvil tienen prevista su puesta en funcionamiento. Por el momento el uso de la conexión 5G no afecta a la factura, pero no se descarta un coste extra al servicio.

La conexión 5G, que permite navegar a una velocidad de 1Gbps, hasta 100 veces superior al 4G, es ya es una realidad. Y esto es únicamente el inicio, ya que, conforme se liberen redes para este servicio de banda de 700 mhz, la velocidad irá en aumento incrementándose hasta alcanzar algún día los 10 Gbps. Eso sí, como advierte Roams, la mayoría de los usuarios tendrán que esperar un poco más para poder disfrutarlo.

Actualmente, en España solo Vodafone ofrece conexión 5G y no en todo el territorio. Únicamente 15 ciudades disponen de esta red de alta velocidad, en las que todos los clientes de Vodafone con tarifas compatibles, que ahora mismo son la gran mayoría, pueden disfrutar ya del servicio.

“Movistar, Orange y el grupo MásMóvil (compuesto por Yoigo, MásMóvil, Pepephone y Llamaya) tienen previsto contar con esta red próximamente, aunque aún se desconocen las fechas de puesta en funcionamiento. Movistar y MásMóvil parece ser que pretenden tener el servicio o bien a final de este año o a comienzo del 2020. Orange compite a más largo plazo, parece que quiere esperar a que la tecnología esté más asentada y poder hacer las pruebas pertinentes. No obstante, dependiendo de la capacidad comercial y el tirón que tenga esta nueva red, pueden adelantarse las previsiones”, explica Rodrigo San Martín, experto en Telefonía y Tarifas de Roams.

Se prevé así un proceso similar a la implantación del 4G, que en sus inicios no se podía conseguir en todos los planes de tarifas, ni tampoco en muchas operadoras. Era una estrategia para no ahogar, saturar y colapsar estas redes y se optó por darlo progresivamente a los usuarios, creando diferencias entre clientes. Era habitual tener que pedir la velocidad 4G por parte del usuario para disfrutarla hasta que se estandarizó el servicio.

Asimismo, los usuarios necesitan tener un smartphone con conexión 5G. En España actualmente solo se comercializan cuatro modelos con esta tecnología de las marcas Huawei, Xiaomi, Samsung y LG. “Otras compañías también tienen previsto comercializar terminales 5G. Es probable que, antes de que finalice el año, OnePlus lance su propio modelo 5G, pero fabricantes como Apple se harán esperar hasta el 2020”, avanza Eduardo Delgado, CEO de Roams.

Otro punto clave es la tarjeta SIM. Todo parece indicar que podemos usar la misma y no será necesario cambiarla como en su día sí lo fue con la llegada del 4G. Esta vez las operadoras sí tienen las tarjetas SIM preparadas para esta nueva tecnología.

Por el momento, y según el servicio actual de Vodafone, el uso del 5G no afectará directamente a la factura del móvil. No obstante, desde Roams aseguran que “no es descartable que alguna operadora ponga un coste extra al servicio. De hecho, en Vodafone funciona un sistema de límite de velocidad que se asemeja a pagar una cantidad superior por optar a más velocidad. Es decir, aunque estés en territorio con red 5G, la velocidad de conexión es baja salvo que se contrate la oferta que la incluya”.