¿Miedo a las actualizaciones? ¿Temes a la nube? 10 razones para pasarte a ella

  • Opinión

jose velazquez, infor

Dejar atrás una solución heredada no siempre es fácil. Los procesos y flujos de trabajo antiguos y familiares pueden ser cómodamente predecibles, aunque estén obsoletos. Ahora, cuando las empresas empiezan a prepararse para la recuperación después de la crisis, la necesidad de cambio es más difícil de ignorar. La nube es tentadora.

La necesidad ha obligado a muchas empresas a acelerar la adopción de soluciones en la nube en su transición hacia el teletrabajo, servicios online y ofertas y operativa sin contacto para los clientes. El salto a la digitalización no ha sido tan difícil como se imaginaba. Este acercamiento a servicios en la nube ha resultado positivo, eliminando las dudas que persistían en muchas empresas reacias al riesgo.

La cuarentena ha tenido su lado positivo. Ahora sabemos que casi todo es posible siempre que se tenga conectividad. La nube se ha convertido en una presencia omnipresente a la hora de resolver retos pequeños y grandes, en nuestra vida personal y empresarial.

¿Cuál es el siguiente paso?

¿Están las empresas preparadas para asumir el compromiso definitivo: migrar el ERP principal a la nube? No cabe duda de que se trata de un gran paso para muchos, especialmente en sectores en los que la seguridad es esencial o los sistemas no pueden interrumpirse.

A algunos también les preocupa que deshacerse de la solución local fuertemente modificada pueda ser un reto complicado. ¿Perderíamos esas modificaciones? ¿Podemos lograr el éxito con una solución de nube multi-tenant?

Las organizaciones dicen: "¡sí!". Pero quieren entender qué puede ofrecer realmente la nube, y dónde residen las exageraciones y los escollos. Las soluciones en la nube que llevan incorporadas las mejores prácticas ofrecen una mejor manera de simplificar los flujos de trabajo y los procesos. No es necesario reinventar las respuestas ni forjar iniciativas de prueba de concepto nuevas y elaboradas para experimentar con la gestión de datos. Los procesos y las herramientas están ahí, incorporados.

La nube simplifica lo complejo

Las soluciones en la nube simplifican muchos retos empresariales. He aquí 10 ejemplos:

1. Agilidad. ¿Quieres cambiar de dirección? No hay problema. Las soluciones en la nube son muy flexibles, lo que facilita la creación rápida de nuevas divisiones o sucursales, la separación de unidades de negocio o la fusión con socios. Adelante. Persigue nuevos conceptos o modelos de negocio.

2. Innovación. Piensa ‘fuera de la caja’ (outside the box). Fomenta la colaboración interfuncional dentro de tu organización con herramientas en tiempo real para compartir ideas, archivos y datos. La gran capacidad de almacenamiento de las soluciones en la nube apoyará los esfuerzos continuos de I+D. 
3. Automatiza los pasos. Las soluciones respaldadas con Inteligencia Artificial (IA) ayudan a las empresas a analizar los procesos y tomar decisiones inteligentes. Aprovecha la gran capacidad de almacenamiento de la nube y utiliza el análisis basado en IA para encontrar anomalías que requieran atención. Establece eventos de activación y automatiza las respuestas, como los puntos de control de calidad.

4. ¿Sí? ¿No? Quizá. Toma decisiones bien informadas basadas en las recomendaciones del sistema. Algunos puntos de comprobación del sí / no pueden automatizarse, decidiendo el sistema si se cumplen las normas suficientes.
5. Racionalizar la seguridad y los servicios. La seguridad es una de las principales preocupaciones de muchas empresas, que se sienten aliviadas al conocer las infraestructuras seguras, especialmente cuando las proporcionan expertos como AWS. Un proveedor también puede gestionar el mantenimiento y la recuperación de desastres y las necesidades cotidianas, lo que hace que toda la función de TI sea más sencilla de gestionar y mantener.
6. Reglas. Reglas. Reglas. Los requisitos de gestión se han vuelto confusos y su gestión requiere mucho tiempo en algunos campos. Las soluciones en la nube, siempre innovadoras, pueden ayudar a las empresas a mantenerse al día con los últimos requisitos.
7. Informes ‘hazlo tú mismo’. Para muchos sistemas heredados, la elaboración de informes es compleja y requiere la ayuda del equipo de TI para escribir consultas a medida. Las soluciones innovadoras desplegadas en la nube a menudo tienen informes impulsados por la IA que guían al usuario del negocio a través de la creación de informes personalizados.

8. Poder para las personas. Las soluciones en la nube ofrecen a los usuarios de la empresa herramientas que les ayudan a realizar su trabajo, a menudo desde cualquier lugar y en cualquier momento. La conectividad remota se simplifica, sin arriesgar la seguridad.

9. La Plataforma como Servicio (PaaS por sus siglas en inglés). La elección de la PaaS adecuada proporcionará a tu equipo herramientas para aplicaciones sin código y de código bajo para que puedan crear funcionalidades especializadas según sea necesario.   

10. Expande los recursos. Encontrar técnicos de TI cualificados no siempre es fácil. Y tu equipo actual puede estar al límite de su capacidad. Las soluciones en la nube liberan a tu equipo de TI del mantenimiento diario, la seguridad y las copias de seguridad para que puedan centrarse en tareas más importantes.

Las soluciones en la nube proporcionan potentes soluciones integrales que las organizaciones necesitan para modernizar y simplificar sus procesos. La complejidad se puede domar y gestionar con las soluciones adecuadas. Al trasladar todo el núcleo del ERP a la nube, las empresas pueden realizar cambios atrevidos y de gran impacto, desprenderse de las modificaciones de sus soluciones heredadas, emplear las mejores prácticas probadas y abrazar el futuro con confianza.

José Velázquez, director general para Iberia de Infor

 

TAGS Cloud, ERP