Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

3 consejos para abordar la transformación digital de una pyme

  • PYME

pyme digitalizacion

La falta de recursos o a la incertidumbre sobre el futuro de negocio han hecho que la mayor parte de las pymes no han sido capaces de poner en marcha su proceso de digitalización. Incorporar nuevas soluciones de forma progresiva, y apoyarse en proveedores de tecnología que ofrezcan las herramientas y el soporte necesarios, son claves.

Más sobre Transformación Digital 

Moderniza los servicios de RR.HH. y aumenta la satisfacción de tus empleados

SAP HANA Platform: despliega todo su potencial en tu negocio

Smart cities, conectando puntos para crear un futuro más inteligente 

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

NetOps conoce a DevOps. Estado de la automatización de red

Cómo implementar automatización DevOps y lograr una verdadera agilidad cloud

Aunque el conocimiento sobre nuevas tecnologías y soluciones empresariales es hoy en día mucho mayor, las pymes siguen sin dar el salto a la implementación de nuevas herramientas digitales. De hecho, según Prodware, tan sólo un 20% de las pequeñas y medianas empresas españolas han abordado su transformación digital durante el último año.

Con plantillas muy reducidas y equipos poco especializados, la mayor parte de las pymes españolas carece de recursos para asumir un proyecto de transformación digital por falta de conocimiento tecnológico, gestión de proyecto y sobre todo tiempo. Por ello, es importante que las pymes aborden su proceso de digitalización a un ritmo adecuado, aunque constante para no quedarse atrás, escojan soluciones que se adapten a sus necesidades y que les permitan crecer, y se apoyen en expertos que les asesoren y hagan más sencillo el cambio. Prodware ofrece tres consejos para abordar con éxito la transformación digital en una pyme en 2019:

Comenzar poco a poco

Hoy en día existen soluciones casi para cada área y actividad de la empresa, y es normal que las pequeñas y medianas empresas se sientan abrumadas ante la multitud de tecnologías que ofrece el mercado. Pero abordar la transformación digital no significa implementar toda la tecnología y transformar al completo cada proceso y área de la empresa, sino en incorporar nuevas soluciones más eficientes e inteligentes de forma progresiva.

Por ejemplo, es habitual que las empresas comiencen por la digitalización de documentos y procesos de negocio sencillos con soluciones de productividad y colaboración, y posteriormente incorporen tecnologías más complejas. Un proyecto de transformación digital debe responder a las capacidades de la empresa de asumirlo, ya que los cambios suelen encontrar ciertas barreras, así que es preferible comenzar poco a poco para que los equipos se familiaricen y entiendan las ventajas que ofrece la tecnología.

La tecnología no tiene porqué ser cara

Existe todavía la creencia de la digitalización supone un gasto inasumible para las pymes. Sin embargo, hoy en día implementar nuevas tecnologías no tiene por qué suponer una inversión exagerada. El modelo de pago por uso o alquiler del servicio permite a las pymes pagar mensualmente una tarifa de servicio sin tener que hacer un gasto inicial por el proyecto demasiado grande. Además, la nube permite a las pymes crecer, ya que las soluciones cloud cuentan con actualizaciones constantes que se adaptan a las necesidades del mercado, y permiten ampliar y disminuir funcionalidades y usuarios de forma muy sencilla.

Apoyarse en socios tecnológicos

Es común que las pymes, sobre todo las que se dedican a sectores no tecnológicos, no cuenten con equipos de TI capaces de responsabilizarse de la infraestructura tecnológica de la empresa y garantizar que esta responde a las necesidades de la empresa y del mercado. Por ello, apoyarse en proveedores de tecnología que ofrezcan las herramientas y el soporte y formación necesarias para garantizar el éxito de la implementación de nuevas soluciones.

La evolución de la tecnología es constante y cada vez más rápida. Por ello, la transformación digital o la adaptación tecnológica debe ser un proceso activo a lo largo del tiempo. En esta situación, las pymes deben ser flexibles para ser capaces de adaptarse a las exigencias cambiantes del mercado.