Seis aspectos a abordar para que el Plan de Digitalización de la pyme sea un éxito

  • PYME

pymes autonomo transformacion

Hace falta un cambio de cultura empresarial, que haga que las empresas entiendan la digitalización como una inversión y no como un coste. Hace falta asimismo trabajar para que la digitalización ayude a disminuir las brechas sociales y laborales existentes, y que las pymes tengan acceso a herramientas y ayudas, lo que pone en valor el trabajo del canal.

Recomendados: 

Foro Administración Digital 2021 Evento

Diez cosas que debe buscar en una solución RMM Leer

Almacenamiento de vanguardia para la pyme Leer

Desde un punto de vista estructural, las pymes son empresas con una gran capacidad de adaptación y flexibilidad por su estructura plana, donde los procesos internos son más rápidos y sencillos, algo beneficioso a la hora de enfrentar cambios y adaptarse a nuevas situaciones, como es la digitalización. Sin embargo, y aunque la crisis ha permitido muchos avances, hay que diferenciar entre usar tecnología y digitalizarse.

Y es que, como señalan desde Verne Group, hace falta un cambio de mentalidad, de cultura empresarial, que haga que las empresas entiendan la digitalización como una inversión y no como un coste. “Todavía existe mucho miedo, que radica en que los empresarios no acaban de comprender cuál es el beneficio final, todavía no entienden el mundo del dato. Por lo que se torna indispensable la formación especializada y una buena labor de concienciación por parte de los principales players tecnológicos y de la administración pública”, asegura Gianni Cecchin, CEO de la compañía, que destaca seis aspectos que se deben abordar para que el Plan de Digitalización de la pyme pueda ser un éxito.

--Digitalización como cambio cultural: la digitalización debe entenderse como un cambio de mentalidad en los propios equipos de trabajo de las empresas y, especialmente, en los líderes empresariales.

--Universalización de la digitalización. Es decir, trabajar para que la digitalización ayude a disminuir las brechas sociales y laborales existentes. 

--Desarrollar una estrategia a largo plazo. No se trata de implementar tecnología de forma aislada, sino de adoptar una estrategia a largo plazo, que se plasme en objetivos concretos. La tecnología no es un fin, es un medio, que sirve para aportar mejoras a la empresa.

--Formación y capacitación continua tanto de los trabajadores como de los niveles superiores. Existe mucho gap tecnológico, mucha demanda por cubrir, y poca especialización y capacitación de trabajadores.

--Concienciación y comunicación. Una de las principales barreras en la adopción de las nuevas tecnologías entre las pymes es que no reciben la comunicación adecuada. Se hace indispensable la colaboración entre la administración y las tecnológicas para aumentar la concienciación entre las empresas sobre el carácter urgente de la digitalización.

--Accesibilidad: Que las pequeñas empresas puedan digitalizarse pasa directamente por que puedan tener un buen acceso a las herramientas y las ayudas, y esto se conseguirá si la administración aligera los trámites que se requieren. Asimismo, se pone en valor el trabajo del canal en el mundo tecnológico y la colaboración entre los distintos players, ya que el acceso de las grandes marcas pymes es complicado, debido la gran cantidad de empresas, su diversidad de mercados y diferentes necesidades.