Un tercio de las pymes invirtió en servicios de TI como resultado de la COVID-19

  • PYME

Konica Minolta pyme

El 47% de las compañías ha adquirido o actualizado su software de seguridad IT y sus servicios, y el 35% ha invertido en aplicaciones de colaboración y uso compartido de documentos. Asimismo, el 45% adquirió o actualizó el almacenamiento de datos en la nube como resultado de la pandemia.

Recomendados: 

Foro Administración Digital 2021 Evento

Diez cosas que debe buscar en una solución RMM Leer

Almacenamiento de vanguardia para la pyme Leer

Las pequeñas y medianas empresas se han enfrentado a importantes desafíos en su esfuerzo por habilitar el trabajo remoto a raíz de la pandemia de la COVID-19. Esta ha exacerbado los puntos débiles de las pymes en torno a la seguridad y a la protección de sus datos. De hecho, el 48% han definido la seguridad y la protección de sus datos como el primer desafío TI. Así lo indica una nueva investigación de Keypoint Intelligence y Konica Minolta, que revela que el 37% de las pymes mantuvieron que sus empleados habían sufrido virus, malware o amenazas de seguridad debido a las condiciones impuestas durante la pandemia. Como resultado, el 47% de las compañías han adquirido o actualizado su software de seguridad IT y sus servicios.

El 38% de los responsables de las decisiones de TI consideraban que la gestión del trabajo a distancia era difícil o muy difícil. Para el 49% de las pymes, la falta de hardware o software necesario para los empleados fue una dificultad asociada con el teletrabajo. Del mismo modo, el 44% de los responsables identificaron como desafío el mantenimiento y el soporte del hardware y software de IT de los trabajadores a distancia. “Como consecuencia probable de esto, el 33% invirtió en servicios de TI como resultado de la COVID-19”, apunta Olaf Lorenz, Gerente General Senior de la División de Transformación Digital de Konica Minolta Business Solutions Europe.

El trabajo a distancia también trajo desafíos relacionados con la comunicación del equipo y en el acceso y la colaboración de archivos. El 51% de los encuestados identificaron la comunicación con los gerentes o con otros empleados como un desafío asociado con el teletrabajo, mientras que para el 37% lo fue localizar archivos, y otro el 30% citó la colaboración de documentos digitales. “A partir de estos hallazgos, está claro por qué el 35% de las pequeñas y medianas empresas han invertido en aplicaciones de colaboración y uso compartido de documentos como resultado de la pandemia”, señala Lorenz.

Otras tecnologías también incrementaron su adopción. Así, el 45% adquirió o actualizó el almacenamiento de datos en la nube. “El desafío del trabajo a distancia ciertamente ha estimulado los refuerzos de digitalización en general. En el 65% de las organizaciones, los responsables con poder de decisión dijeron que las presiones de la pandemia habían acelerado su camino hacia mayor digitalización”, añade Olaf Lorenz.

Una forma habitual de conseguirlo es digitalizar los documentos. Esta es probablemente la razón por la que el 56% de las organizaciones citaron las iniciativas de escaneo como impulsoras para una mayor digitalización. En este contexto, es notable que muchas pymes sigan dependiendo en gran medida de los procesos basados en papel y el 42% del contenido comercial permanezca aún en papel. El 49% de las organizaciones citó la preocupación por la privacidad y la seguridad como la principal razón para seguir usando papel.